De cómo los seres humanos entendemos y procesamos los emojis

Emojis. Twitter.
Emojis. Twitter.
Cuando usamos emojis para sustituir palabras, aún entendemos la oración, pero ¿cómo ocurre eso?, ¿interpretamos un emoji principalmente como una imagen o como una palabra? Un nuevo estudio lo explica a fondo.
De cómo los seres humanos entendemos y procesamos los emojis

Para averiguar cómo los seres humanos entendemos y procesamos los emojis, un equipo de investigación pidió a los voluntarios que leyeran textos con emojis y midieron el tiempo de lectura con precisión. Resulta que se tarda un poco más en comprender una oración que incluye emoji que una que no. Si el emoji no representa directamente el significado deseado, sino otra palabra con la misma pronunciación, necesitamos un poco más de tiempo. Con base en estos resultados, el equipo concluye que la comprensión de emoji consta de dos pasos: primero se interpreta la imagen y después se infiere la palabra.


Quizá también te interese: 

Las personas que usan emojis tienen más sexo, según un nuevo estudio


Tiempos de lectura de los emojis

Los emoji son pequeños iconos de imágenes que se originaron en Japón: la "e" japonesa significa imagen, "moji" significa palabra. “Nos propusimos explorar hasta qué punto leer emoji es más similar a leer palabras o interpretar imágenes”, explica Tatjana Scheffler,  profesora asistente de Lingüística Forense Digital en el Instituto de Estudios Alemanes en Ruhr-Universität Bochum (RUB). 

Con este fin, los investigadores realizaron un estudio online donde los participantes leyeron oraciones en las que algunas palabras fueron reemplazadas por emoji y midieron el tiempo de lectura de cada palabra. Posteriormente, hicieron preguntas para probar si los participantes entendieron las oraciones. “Como sospechábamos y como sugieren otros estudios, nuestros participantes entendían fácilmente oraciones con emoji en lugar de sustantivos”, señala la investigadora. 

Sin embargo, las palabras normales no solo conducen al significado mientras se procesan, también tienen otras propiedades que se activan durante la lectura: por ejemplo, su pronunciación. Las palabras pueden ser homófonas: cuando dos palabras tienen la misma pronunciación pero significados diferentes, por ejemplo, como el caballero y la noche. Los investigadores querían saber si los emojis también pueden desencadenar este fenómeno. "Por lo tanto, hicimos que nuestros participantes de la prueba leyeran oraciones en las que el emoji no muestra el objeto deseado sino su homófono", explica Tatjana Scheffler.

“Demostramos que las frases casi siempre se entendían correctamente, incluso cuando se usaban homófonos. Esto indica que un emoji se puede dividir en una 'entrada de léxico' completa que contiene información sobre su pronunciación. A partir de esta información, los participantes obtienen otro significado homofónico", señala Scheffler. 

Aún así, el equipo también demostró que los tiempos de lectura difieren considerablemente. El tiempo medio de lectura de una palabra escrita es de aproximadamente 450 milisegundos, para un emoji es de 800 milisegundos y para un emoji que representa un homófono, más de 900 milisegundos aproximadamente.

Primero la imagen, después la lectura

Esto lleva a los investigadores a concluir que la imagen debe interpretarse primero al leer un emoji. Los emoji son generalmente menos reconocibles y más inusuales y, por lo tanto, no son tan fáciles de leer como las palabras escritas. “Esto también está respaldado por el hecho de que los participantes de la prueba que se autoevaluaron usando emojis con frecuencia, leyeron los emojis coincidentes más rápido”, explica Tatjana Scheffler. 

Dado que los lectores también pueden obtener una pronunciación de los emojis al igual que las palabras, los emojis homófonos también se entienden fácilmente. Sin embargo, esto lleva más tiempo porque la información visual debe suprimirse y el significado de la palabra homofónica debe recordarse. “En este caso, el hecho de que alguien esté acostumbrado a los emojis ya no ayuda. Los participantes que usan emoji con más frecuencia leen el emoji homófono con la misma lentitud que los demás”, concluye Scheffler.

Los investigadores planean realizar un estudio similar con personas que viven con esquizofrenia. Teniendo en cuenta que algunos de ellos tienen dificultades para identificar significados no literales, una comparación con un grupo de control debería proporcionar información adicional sobre el procesamiento del lenguaje, la estructura lingüística del significado no literal y los efectos lingüísticos de la esquizofrenia.  @mundiario

 

 

De cómo los seres humanos entendemos y procesamos los emojis
Comentarios