¿Cómo proteger la piel ante los cambios de estaciones?

Mujer cuidando su piel. / RR SS
Mujer cuidando su piel. / RR SS

El cambio en el clima podría suponer un problema para algunos tipos de pieles, pero, con estas sugerencias, el cuidado será mucho más sencillo.

¿Cómo proteger la piel ante los cambios de estaciones?

La piel siempre está en contacto con el exterior, por lo que es la primera en experimentar las molestias cuando ocurren los cambios de estaciones. Por fortuna, si hacemos una buena rutina de limpieza y cuidado, podremos disfrutar de una piel saludable y rejuvenecida.

A continuación, compartiremos algunos tips para proteger la piel, especialmente de los efectos que vienen con los cambios de estaciones.

Primero, es necesario limpiarla, sobre todo en las mañanas y antes de ir a la cama en las noches, ya que estos dos momentos son muy importantes. En el caso del rostro, se recomienda un jabón exclusivo para esta área, por ser una de las más delicadas y propensas a sufrir los peores efectos tras la exposición al frío o al calor.

En segundo lugar, se debe tener presente que los productos exfoliantes deben ser escogidos con cuidados. En el mercado hay mucha variedad, sin embargo, no todos cuentan con las macropartículas que benefician la renovación celular.

Por otro lado, se debe considerar que algunos exfoliantes pueden ser muy agresivos, así que, además de una buena selección, el proceso de exfoliación se debe hacer máximo dos veces a la semana.

Aquellos exfoliantes que contienen alfa hidroxiácidos son bastante efectivos para remover impurezas. Pero, antes de aplicarlo en la totalidad del rostro, es recomendable hacer una prueba con una pequeña porción para descartar que produzca irritación. Si la piel es sensible, es aconsejable recurrir a los exfoliantes naturales.

La hidratación de la piel es otro paso crucial para protegerla de los cambios bruscos de temperatura. Aunque se debe hacer en todo el cuerpo, las cremas hidratantes no deben ser las mismas.

Nuevamente, tanto en la mañana como en la noche, se deben aplicar cremas faciales específicas y otras para el resto del cuerpo. Algunas cremas contienen vitamina E, extracto de ale vera y otras plantas que ayudan a mantener la piel fresca.

Por último, siempre se deben aplicar mascarillas, por lo menos una vez a la semana, ya que con ello potenciamos el efecto de la crema hidratante. Para escoger la mejor mascarilla también se debe reconocer primero el tipo de piel.

Para pieles con muchas impurezas, convienen aquellas que poseen extractos de arcilla, o barro del mar muerto, mientras que para las pieles con sequedad se deberían emplear aquellas con aloe vera como base. @isbeliafarias90210 en @mundiario

¿Cómo proteger la piel ante los cambios de estaciones?
Comentarios