Cómo limpiar la grasa de las superficies de cocina más comunes

Teteras de plata en la estufa. / Pexels.com.
Teteras de plata en la estufa. / Pexels.com.

Revelamos las formas más eficientes de eliminar la grasa pegada de las superficies donde el aceite de cocina adora aterrizar.

Cómo limpiar la grasa de las superficies de cocina más comunes

Una consecuencia molesta de nuestros alimentos fritos favoritos es la acumulación de grasa que deja. Dale un lavado a tu cocina limpiando las áreas grasientas que la mayoría de nosotros hemos ignorado, incluyendo las puertas de la despensa, microondas, estufa, placa para salpicaduras, horno, escape superior y más. 

Puertas de despensa

Si no limpias las puertas del gabinete sobre la estufa después de cada salteado de verduras que hagas, probablemente estén manchadas. 

En un tazón, agrega una o dos gotas de jabón de Castilla o líquido para platos en agua tibia. Remoja un paño de microfibra limpio y escurre hasta que esté prácticamente seco. Limpia en la dirección de la madera y sigue con un paño seco. 

Microondas

Aquí una técnica inteligente para limpiar la grasa de tu microondas y hacer que tu cocina huela increíble: llena un tazón de vidrio con tres o cuatro tazas de agua caliente del grifo y trozos de limón. Coloca cuidadosamente el recipiente en el microondas y caliéntalo durante tres a cinco minutos, o hasta que el agua hierva. Deja la puerta del microondas cerrada durante unos minutos y permite que el vapor ataque la grasa y la suciedad adheridas. 

Retira el recipiente de vidrio y saca la placa de vidrio para lavar a mano. Limpia el interior del microondas. Rocía las paredes del microondas con vinagre blanco o un limpiador universal si es necesario. Seca y vuelve a colocar la placa de vidrio. El microondas debe estar como nuevo. 

Protector contra salpicaduras

La mejor manera de limpiar un protector contra salpicaduras es completamente natural. Exprime el jugo de un limón en una taza medidora y viértelo en una botella rociadora, teniendo cuidado de evitar la pulpa y las semillas. El limón es un agente de limpieza fantástico que eliminará las manchas de aceite. Rocía sobre la grasa y deja reposar durante unos minutos. Limpia con un paño húmedo y seca la superficie con una toalla limpia.

Estufa

Retira todas las piezas extraíbles de la estufa. Tapa el fregadero de la cocina y llénalo con agua caliente y jabón para platos, o llena un recipiente de plástico con agua jabonosa caliente. Coloca las rejillas, las perillas y las tapas de los quemadores en el agua y deja que las partes se remojen mientras limpias la estufa. Una simple mezcla de bicarbonato de sodio, sal kosher y jabón para platos servirá para eliminar las manchas y la grasa de los alimentos cocinados. Usa un cepillo de cocina para trabajar en los pequeños rincones. Levanta y seca las piezas, luego vuelve a armar.

Horno

Muchas cazuelas y hogazas de pan de plátano más tarde y tu horno estará cubierto de grasa carbonizada negra. No te asustes. Antes de comenzar a fregar, hazte un favor y usa un raspador no abrasivo para eliminar todo lo que se haya apelmazado. Usa una toalla de papel humedecida para recoger cualquier cosa que quede, luego cubre las paredes del horno con el desengrasante casero o limpiador enzimático. Dejar reposar durante al menos 15 minutos antes de limpiar.

Otra solución es cubrir el interior del horno con una pasta de bicarbonato de sodio y agua. Extiende la pasta por todo el interior con un cepillo de cerdas suaves y déjalo reposar durante la noche. Si tienes prisa, calienta el horno durante 10 a 20 minutos mientras reposa el bicarbonato de sodio. Regresa y retira el bicarbonato de sodio y limpia la superficie. Usa un paño húmedo tan caliente como puedas soportarlo.

Electrodomésticos de acero inoxidable

Aquí hay un truco de limpieza del que querrás contarles a todos. Puede sonar contradictorio, pero puedes eliminar el aceite con aceite. Usa un poco de aceite de oliva en una toalla de papel o tela. Limpia en la misma dirección del grano del acero inoxidable. Repasa todo con un paño y luego usa un paño suave para pulir todo ese aceite, se quita de inmediato. Esto funciona bien en salpicaduras de grasa obstinadas que han estado sentadas durante un tiempo, así que pruébalo en la campana extractora superior o en la superficie del lavavajillas o refrigerador.

Una vez que hayas terminado con esta limpieza de cocina, date una palmadita en la espalda para ahorrar tanto tiempo y esfuerzo con estos trucos de limpieza. Evita las manchas de grasa acumuladas al limpiar las superficies de tu cocina todos los días y eliminar la grasa tan pronto como la veas. La próxima vez que estés friendo algo delicioso, usa protectores contra salpicaduras y una tapa. Ah, y ten a la mano un paño húmedo para limpiar las salpicaduras y derrames.  @mundiario

 

 

Cómo limpiar la grasa de las superficies de cocina más comunes
Comentarios