Buscar

MUNDIARIO

Cómo calmar un brote de psoriasis

Porque no solo el clima invernal puede afectar esta afección de la piel.

Cómo calmar un brote de psoriasis
Psoriasis. / ConSalud.es.
Psoriasis. / ConSalud.es.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

La mayoría de la gente piensa que el invierno es el peor momento para la psoriasis, pero el verano puede ser tan irritante para la condición de la piel. Caracterizados por parches de piel escamosos, algunas víctimas pueden experimentar picazón leve de vez en cuando, pero para otros, la condición puede ser un problema importante, especialmente cuando se ve agravada por la sudoración, el cloro y el aire acondicionado. Sigue leyendo sobre cinco maneras de calmar un ataque de psoriasis en el verano.

Según el NHS, la psoriasis tiende a desarrollarse en personas menores de 35 años. ¿Su causa? Aumento de la producción de células de la piel. Cuando el cuerpo promedio reemplaza las células de la piel cada tres o cuatro semanas, una persona con psoriasis hace lo mismo cada tres o siete días.

Lamentablemente, no hay cura, pero hay muchas maneras de calmar la afección y tratarla si los síntomas se vuelven demasiado severos. Estos van desde cremas tópicas hasta terapia de luz UV e incluso inyecciones. Un médico de cabecera o dermatólogo le aconsejará el mejor curso de tratamiento.

La psoriasis puede ser estacional. Mientras que muchos encuentran que su piel empeora en el invierno, algunos encuentran que el sudor y el aire acondicionado causan irritación. Si estás luchando con parches secos y con picazón este verano, prueba las siguientes técnicas para mantener las cosas frescas.

1. Mantente a salvo en el sol

Si bien la luz solar puede ser beneficiosa para la psoriasis, las quemaduras solares definitivamente no lo son. Evita quemarte la piel permaneciendo a la sombra durante las partes más calurosas del día y aplicando protector solar adecuadamente.

Según la Asociación Británica de Dermatólogos, alrededor de seis cucharaditas es la cantidad requerida para cubrir la cara y el cuerpo de un adulto. Aplícalo alrededor de 30 minutos antes de salir y nuevamente una vez que estés expuesto a la luz solar directa. No olvides volver a aplicarlo cada dos horas o inmediatamente después de sudar, nadar o secarte con una toalla.

2. Sigue hidratando

Una buena crema hidratante es el enemigo de la psoriasis. Opta por cremas más pesadas que retendrán la humedad. Un dermatólogo o farmacéutico generalmente puede recomendar un producto eficaz. Una revisión publicada en el Indian Journal of Dermatology también recomendó humectantes que contienen aceites minerales.

También hay un par de remedios caseros para probar, aunque estos pueden proporcionar resultados mixtos. Dos opciones populares son el gel de aloe vera y el aceite de coco.

3. Evita las duchas calientes

El agua caliente puede aumentar la irritación y la sequedad. En cambio, trata de darte una ducha fría que no dure más de 10 minutos. También puedes aplicar una compresa de hielo a cualquier parche particularmente problemático.

Si prefieres un baño, hazlo a una temperatura fría o tibia y agrega productos como leche, aceite mineral o sales de Epsom para calmar tu piel.

4. Cuida tu dieta

Cuando llega el verano, una dieta saludable puede escaparse fácilmente, pero ciertos alimentos pueden desencadenar un brote de psoriasis. El alcohol puede contribuir a la inflamación, junto con la carne roja, carbohidratos, grasas saturadas y azúcares refinados.

Si no puedes eliminarlos por completo, consume lo menos que puedas y consume más cosas saludables: pescado, nueces y ácidos grasos omega 3.

5. Administra tus niveles de estrés

Si has estado luchando para resolver qué causa un nuevo brote de psoriasis, echa un vistazo a tus niveles de estrés. ¿Constantemente preocupante? Esto podría ser el culpable de los brotes en alrededor del 68 por ciento de los adultos, informa un artículo en el Indian Journal of Psychiatry.

Reducir el estrés es difícil, pero hay algunas formas comprobadas de calmarse. Intenta meditar durante 15 minutos cada día, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Alternativamente, puedes intentar hacer ejercicio regularmente o hablar con un terapeuta profesional.

Si tus síntomas no muestran signos de mejoría y comienzan a tener un gran impacto en tu vida, no dudes en reservar una cita con el médico.  @mundiario