El CBD podría ayudar a reducir la ansiedad, según pequeña evidencia científica

Aceite CBD.
Aceite CBD.

Aún es pronto para aseveraciones rotundas sobre los efectos positivos de este cannabinoide. Los estudios científicos son pocos y con muestras pequeñas.

El CBD podría ayudar a reducir la ansiedad, según pequeña evidencia científica

Confundir el cannabis, comúnmente conocido como marihuana, con los canabinoides como el CBD puede ser un error frecuente pero cada vez menor. La diferencia estriba en que el cannabis es la planta de la marihuana y esta planta contiene dentro de sí más de 100 canabinoides, es decir, más de cien sustancias químicas de las cuales, algunas, se separan de la planta principal para fabricar productos secundarios que no sean psicoactivos, como el caso del CBD y el aceite de CBD.

Según la información recogida por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH), hay una pequeña cantidad de evidencia de estudios en personas que sugiere que el cannabis o los cannabinoides podrían ayudar a reducir la ansiedad. Por ejemplo, un estudio realizado a 24 personas con trastorno de ansiedad social encontró que tenían menos ansiedad en una prueba simulada de hablar en público después de tomar CBD que después de tomar un placebo. En total, cuatro estudios han sugerido que los cannabinoides pueden ser útiles para la ansiedad en personas con dolor crónico; los participantes del estudio no necesariamente tenían trastornos de ansiedad.

Debido a sus aparentes efectos inocuos, el CBD ya forma parte de una gran gama de productos que van desde aceites a cremas, pasando por el vapeo. En España, MedK es uno de los fabricantes más internacionales, ya que también tienen presencia en Dinamarca, de este tipo de productos, incluyendo flores (cogollos). Desde su página de venta online recomiendan el CBD tanto como antiinflamatorio, para dormir mejor o para paliar la psoriasis, entre otros síntomas.

Los estudios científicos muestran, sin embargo, cierto retraso a la hora de afirmar eficacias altamente probadas para algunas enfermedades o sintomatología, debido, sobre todo, a los pocos estudios y con pequeñas muestras de población realizados. A pesar de ello, la situación legal del cannabis y de derivados como el CBD en diferentes países está ya legislada. En el caso de España, por ejemplo, existen dos extractos: el Sativex y el Epidiolex, aceptados. El primero para espasticidad moderada o grave en pacientes con esclerosis múltiple y el segundo para epilepsia asociada al síndrome Dravet o Lennox-Gastaut.

En qué fijarse al comprar aceite de CBD

La principal preocupación que un usuario y comprador de este producto debe tener es comprobar la pureza.  Primero: no debe contener THC (este sí es un componente psicoactivo del cannabis) o sus valores estar por debajo del 0,2%. Segundo: el porcentaje de CBD. Los hay con una concentración del 5% hasta el 30%. Si bien, la recomendación oficial dentro del mundo del CBD es arrancar con un aceite del 5% e ir incrementando según si así lo desea el usuario según la eficacia aportada o buscada.

El CBD podría ayudar a reducir la ansiedad, según pequeña evidencia científica
Comentarios