El CBD no es marihuana: beneficios y posibles efectos secundarios

Mujer tomando aceite CBD. / Elsa Olofsson en Unsplash
Mujer tomando aceite CBD. / Elsa Olofsson en Unsplash

El aceite de CBD no provoca euforia ni es adictivo, aunque se recomienda informar a un profesional sanitario sobre su uso.

El CBD no es marihuana: beneficios y posibles efectos secundarios

La marihuana es diferente que el CBD. Es relevante indicarlo de inicio para no llevar a equívocos sobre los compuestos y propiedades de cada uno. La marihuana es un tipo de planta de cannabis y, por tanto, contiene diferentes compuestos naturales como por ejemplo el THC y el CBD, con este último compuesto único se comercializan productos tan famosos hoy en día como el aceite de CBD.

Dicho producto, al igual que las gominolas, las cápsulas, bálsamos, cremas, etc. no son medicamentos, aunque la FDA, el máximo organismo de Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, reconoce las oportunidades potenciales que compuestos como el CBD pueden ofrecer. Así, empresas como Naturecan, fundada en 2019 por Andy Duckworth (ex CEO de Myprotein) y Paul Finnegan, han sabido aglutinar en sus productos estas oportunidades potenciales que la FDA le reconoce al CBD.

Beneficios del CBD

Naturecan lista los siguientes beneficios a esta sustancia extraída de la planta Cannabis sativa:

- ayuda a minimizar el dolor crónico,

- ayuda a controlar la ansiedad,

- reduce el tan fastidioso insomnio

- reduce las inflamaciones

Desde distintos estamentos médicos recomiendan, siempre, informar a un profesional sanitario sobre el uso de CBD en cualquiera de sus variantes ya que se ha demostrado que existe riesgo de que este componente afecte al correcto funcionamiento de medicamentos que se estén tomando de manera simultánea.

Respecto a los beneficios concretos del aceite de CBD, a diferencia del componente THC presente también en la planta de cannabis y con propiedades psicoactivas, el CBD no provoca euforia ni es adictivo y sus funcionalidades van dirigidas hacia la afectación del estado de ánimo, el apetito, el sueño y el dolor.

Desde Naturecan informan de que en sus botellas de aceite de CBD hay concentraciones del 5% al 40% de aceite de cáñamo por lo que una pequeña gota ya surte gran efecto. Al absorberse a través de la boca su efecto es prácticamente inmediato, en un plazo de entre 15 a 30 minutos ya se observan beneficios que duran entre 4 a 6 horas. El sistema de purificación usado para elaborar el aceite hace que la cantidad de THC sea ínfima, menor del 0,2%.

La FSA, agencia de normativa alimentaria del Reino Unido, recomienda una dosis diaria total máxima de 70 mg de CBD. Esto incluye cualquier producto de CBD adicional.

Efectos secundarios del CBD

En ocasiones se han reportado efectos secundarios al consumir esta sustancia. Si ocurriese, estos efectos mejorarán al dejar de ingerir el CBD o ingerir menos.

Estos efectos secundarios pueden incluir ciertos cambios en la lucidez mental, somnolencia o todo lo contrario, agravar el insomnio; malestar estomacal llegando a tener diarrea o disminución del apetito, irritabilidad o agitación del ánimo.

No se recomienda su uso en mujeres embarazadas, niños o animales.

El CBD no es marihuana: beneficios y posibles efectos secundarios
Comentarios