Buscar

MUNDIARIO

De cara al verano, te contamos los mejores trucos para una depilación perfecta

Para tener la piel perfecta después de depilarte y que el efecto dure por más tiempo, calma la piel inmediatamente después de la depilación aplicando agua fría e hidratando la zona abundantemente.

De cara al verano, te contamos los mejores trucos para una depilación perfecta
Piernas depiladas.
Piernas depiladas.

Claudia Silver

Colaboradora.

De cara al verano, con la maleta medio hecha y ya preparados para sol, playa y mar, hay un aspecto dentro del cuidado de nuestra piel que no debemos dejar de lado: la depilación. Se trata de hecho un hábito de belleza fundamental. Si bien lo hacemos durante todo el año, en verano y más en época de vacaciones, es cuando más debemos estar atentas para poder lucir la piel en su mejor estado, tersa, perfecta.

No es necesario enumerar los múltiples beneficios de la depilación con cera, pero recordemos los más importantes: se trata del método más duradero, y uno de los más eficaces, pudiendo remover grandes cantidades de vello en una sola pasada, además de arrancarlo de raíz. Este tipo de depilación es garantía de una piel tersa y delicada. Hay una gran variedad de tipos de ceras y de métodos de depilación, y entre ellos está la Cera roll on, super eficaz para cuando necesitas deshacerte de mucho vello. Es un sistema fácil que permite una depilación rápida y eficaz, además de ser muy limpia, porque no hay riesgos de goteo ni de manchas.

La depilación con cera es un método que está siendo cada vez más utilizado. Claro está que hay que elegir una Cera depilatoria de calidad, además de tener en cuenta que para una depilación perfecta, conviene tener en cuenta ciertos puntos que son los que realmente harán la diferencia: ¿cuándo es mejor depilarse? ¿se usa cera caliente o fría? ¿qué tratamientos debemos realizar después de la depilación? ¿hay diferencias en depilarnos en verano, cuando estamos más expuestos a agentes externos como el sol, el cloro de la piscina, el yodo del mar?

A continuación te contamos algunos Trucos para que puedas lucir una piel perfecta.

> Recuerda como primer punto que antes de la depilación debes preparar muy bien tu piel; la zona que vaya a depilar debe estar limpia y muy seca, sin restos de aceites, cremas o polvos, que evitarían que la cera se adhiera perfectamente a la piel.

> Lo ideal es depilarse por la noche, y si es posible, luego de darse una ducha con agua tibia. ¿Por qué? Porque así los poros de la piel estarán más dilatados.

> Siempre pero especialmente durante el verano, que la piel se encuentra más expuesta a los agentes externos, evita depilar aquellas zonas que veas irritadas, con heridas, lastimaduras o rojeces.

> ¿Existe una longitud de vello ideal para depilar? Pues sí, y es de 0,5 cm como máximo por lo que si lo tienes más largo, lo aconsejable es recortar un poco antes de depilarte con la cera.

> Cuando te depiles las piernas, recuerda siempre aplicar la cera en dirección al crecimiento del vello, de la rodilla hacia abajo.

> Para depilar tus rodillas, si usa tiras, es conveniente usar las pequeñas (puede usar tiras de varias medidas, o recortarlas) y si usa cera líquida, recuerda doblar la rodilla y aplicar la cera de a pequeñas partes.

> Para la ingle, intenta aplicar la cera siempre hacia abajo, de a pequeñas capas.

> Como en las axilas el vello crece en dos direcciones, tendrás que hacer dos depilaciones, una desde el centro de la axila hacia arriba y otras, desde el centro de la axila hacia abajo.

Para tener la piel perfecta después de depilarte y que el efecto dure por más tiempo, calma la piel inmediatamente después de la depilación aplicando agua fría e hidratando la zona abundantemente. Nunca te expongas al sol inmediatamente después de depilarte, y por esa razón el mejor momento para la depilación es por la noche. Tampoco uses exfoliantes ni desodorantes.

¿Sabes cuánto Tipos de cera existen y cuál es el más adecuado para tu piel? No hay un tipo mejor que otro, todo depende de la piel y de nuestros gustos particulares. Las más comunes son la cera tibia, una cera que se obtiene con la mezcla de distintas resinas. Es fácil de usar y puede hacerlo desde casa sin tener que acudir a un centro de estética. Se aplica con espátula o con el sistema roll-on. También está la cera caliente, que es la más conocida y la que se aplica en casi todos los centros de estética. Esta cera es sumamente eficaz, durando su resultado hasta cuatro semanas porque arranca el vello de raíz. Pero atención, si tienes la piel muy delicada, o zonas con várices o mala circulación, no te conviene y es mejor que uses la cera fría. Este el método es más rápido, y lo podemos hacer en casa gracias a la bandas depilatorias, que no son otra cosa que una papel con la cera incorporada. La desventaja de esta depilación es que puede ser algo más dolorosa, y además el vello crecerá más rápidamente.