Buscar

MUNDIARIO

Cuatro buenas razones para disfrutar de una copa de vino

Una deliciosa copa de vino al día puede tener repercusiones asombrosas en la salud.

Cuatro buenas razones para disfrutar de una copa de vino
Copas de vino. / nbcconnecticut.com
Copas de vino. / nbcconnecticut.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Una buena copa de vino al día puede ser una fuente natural de beneficios para la salud. La bebida no solo es deliciosa y perfecta para acompañar las veladas románticas, además, diversos estudios le han atribuido una lista de bondades que la colocan como una opción predilecta para implementar en los tratamientos contra distintas enfermedades. Si su exquisito sabor no te parece suficiente para volverte un discípulo del vino, te dejamos otras cuatro buenas razones para incluirlo en tu dieta:  

> Combate las bacterias bucales. Un estudio desarrollado por investigadores italianos ha revelado que el vino, especialmente el tinto, tiene algunos compuestos que ayudan a frenar el crecimiento bucal de los estreptococos y las bacterias vinculadas a las caries, además del de otros asociados a la gingivitis y los dolores de garganta. En ese sentido, una copa de vino puede resultar una solución ideal para aquellos que sufren de sangrado en las encías e incluso de dolores en la garganta.

> Reduce el riesgo de cáncer. El vino tinto figura un arma a favor en la lucha contra distintos tipos de cáncer: de mama, de pulmón, de colon. Esto debido al poder que tienen las uvas, las cuales, según investigaciones, contienen compuestos que pueden matar las células madres de la terrible enfermedad. Sumado a ello el vino es un antioxidante natural, por lo que conviene incluirlo en la dieta –con moderación, claro está-.   

> Mejora las funciones del cerebro. El consumo de vino mejora considerablemente la función cognitiva. Así lo han dejado claro alrededor de 70 estudios científicos. Además, esta bebida ayuda a prevenir la demencia, en gran parte porque reduce la inflamación del cerebro, impide que las arterias se endurezcan e inhibe la coagulación, lo que se traduce en una mejora significativa del riego sanguíneo.

> Felicidad asegurada. Con el consumo de vino se liberan endorfinas, las sustancias responsables del placer, lo cual permite entrar en un periodo de relajación, felicidad y disfrute.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.