El azúcar en la dieta puede aumentar los riesgos de adicción a los opioides

Azúcar. / RR SS
La vigilancia al consumo de azúcar tiene muchos beneficios. / RRSS

¿Podría una dieta alta en azúcares refinados hacer que niños y adultos sean más susceptibles a la adicción a los opioides?

El azúcar en la dieta puede aumentar los riesgos de adicción a los opioides

Una nueva investigación, del laboratorio de neurociencia conductual de la Universidad de Guelph en Canadá, sugiere que una dieta alta en azúcar refinada puede hacer a las personas más susceptibles a la adicción a los opioides.

Aproximadamente 20,000 personas murieron por sobredosis relacionadas con fentanilo en los Estados Unidos el año pasado y en Canadá hubo al menos 2,816 muertes relacionadas con opiáceos. Hasta 2017, más de 1,000 personas han muerto de sobredosis de drogas ilícitas. Las escuelas secundarias están abasteciéndose de la droga reversible de sobredosis de naloxona y las universidades están capacitando al personal para administrar la droga. Pero nadie está hablando de azúcar.

Sin embargo hay pruebas sustanciales de que el azúcar refinado puede promover conductas adictivas activando los centros de recompensa del cerebro de la misma manera que las drogas. El abuso de los opiáceos también se asocia con malos hábitos alimenticios, incluidas las preferencias por alimentos ricos en azúcares, así como la malnutrición. Estas conexiones han llevado a cuestionar si el consumo excesivo de azúcar refinado puede afectar la vulnerabilidad a la adicción a los opiáceos.

Los hallazgos sugieren que una dieta alta en jarabe de maíz por ejemplo, puede disminuir la recompensa asociada con la oxicodona, y por lo tanto puede fomentar el consumo de cantidades mayores de droga. Cualquier producto con un alto contenido de fructosa es un azúcar refinado que generalmente incluye más fructosa que glucosa. Es un aditivo alimentario de uso común en muchos productos.

Aunque se emplea en muchos alimentos procesados, su uso en refrescos parece tener el mayor impacto en la salud. De hecho, existe una relación significativa entre el aumento del consumo de bebidas endulzadas con azúcar y el aumento de peso, el síndrome metabólico y la hipertensión.

Al igual que otros opiáceos, la azúcar refinada libera oxicodona e induce efectos farmacológicos que incluyen analgesia, euforia y sensaciones de relajación. La oxicodona es el ingrediente activo en una serie de formulaciones que incluyen inyecciones intravenosas, soluciones de liberación inmediata o cápsulas.

Debes tener mucho cuidado con los alimentos procesados, altos en fructosa y azucares refinadas. Estos hallazgos y los de otros laboratorios sugieren que la prevención de dietas no saludables puede ayudar no solo a reducir la epidemia de obesidad, sino también a reducir los factores ambientales que pueden predisponer a la adicción a los opiáceos. @mundiario

El azúcar en la dieta puede aumentar los riesgos de adicción a los opioides
Comentarios