Buscar

MUNDIARIO

Avistamientos en las costas españolas

En nuestras costas se han ido estableciendo con el tiempo colinas de delfines, localizados en ciertas zonas, donde al mismo tiempo se han asentado empresas dedicadas al turismo, precisamente para enseñar al público estas especies y muchas otras que pululan por nuestras aguas.
Avistamientos en las costas españolas
Pez Luna. / U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration
Pez Luna. / U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration

En ocasiones cuando salimos a navegar podemos disfrutar de muchas sensaciones, entre ellas los avistamientos.

En nuestras costas se han ido estableciendo con el tiempo colinas de delfines, localizados en ciertas zonas, donde al mismo tiempo se han asentado empresas dedicadas al turismo, precisamente para enseñar al público estas especies y muchas otras que pululan por nuestras aguas.

Como en el caso actual del que han matado en la playa un pez luna que “molestaba” a los clientes. Este tipo de peces que comercialmente carecen de valor alguno, ya que no se aprecia su carne, son completamente inofensivos, dejándose muchas veces llevar a ciertas horas por las corrientes tomando el sol, con su aleta al aire, saludando a los que por allí pasen.  Suelen estar por las mismas zonas, donde la pesca y sus condiciones ambientales son apreciadas por ellos.

Estos meses que hemos estado en el confinamiento, ha hecho que la fauna pudiera mantenerse y acercarse más a nuestras costas.

Bancos de caballas, jureles, peces voladores, son más comunes de lo que pensamos, pero la idea de escribir este artículo es precisamente para solicitar a los practicantes de deportes náuticos el respeto necesario por estos animales. Ya que en ocasiones son perseguidos por embarcaciones hasta que los animales se sumergen para no ser vistos por nadie más en horas.

Sobre todo con los cetáceos, son constantes los cambios de rumbo de barcos que los siguen. Ciertamente es difícil que las embarcaciones les hagan daño físico, ya que ellos saben protegerse y se encuentran en su casa y a diferencia de los buceadores que detectan por el oído los motores, pero no se acierta a saber si va o viene, su rumbo y demás detalles, los animales sí saben exactamente.

Si avistamos estas manadas, lo normal es entrar por detrás sin grandes cambios de velocidad o rumbo, si nos encontramos de golpe en medio de una manada, lo ideal es irse retirando poco a poco a uno de los costados, para que la manada continúe su camino unida, sin obstáculos que molesten en su camino, teniendo en cuenta que pueden estar pescando o simplemente desplazándose.

Dentro de los delfines comentar que son animales salvajes, no confundirlos con los que viven en un zoo, no atacan, pero son salvajes, con lo que van a proteger a sus crías y no debemos de mezclarnos con ellos. Si tienen ganas de jugar, lo harán con nuestras estelas, nuestras embarcaciones, pero por sí mismos, no por obligarlos lo van a hacer.

En definitiva, si los molestamos, hacemos que se escondan y hacemos que los demás no tengamos la oportunidad de verlos en su entorno, algo que sorprende a quien no lo ha hecho nunca y un espectáculo digno de ver para todo el mundo, porque te hace integrarte con la naturaleza y disfrutar de los animales.

Recordar que el patrón es el responsable tanto de la embarcación como de los tripulantes, con lo que si vamos a pescar debemos conocer la zona donde vamos a hacerlo, si son zonas protegidas, zonas militares, etc.., ya que algunos lugares no se puede pescar, en otros no se puede fondear (echar el ancla) y en otros o no se puede ni fondear ni pescar.  La infracción de estas normas, acarrean multas cuantiosas contra el patrón. Y que el mismo debe de contar con la titulación necesaria en función del tipo de embarcación que se vaya a manejar, mínimo la Licencia de Navegación, en anterior llamado titulín.

Por una navegación segura. @mundiario