Buscar

MUNDIARIO

Así era Henri Paul, el hombre que conducía a Lady Di la noche de su muerte

Habilidoso piloto aviador y experto en seguridad, testigos aseguran que este hombre tomó alcohol por primera vez en las horas previas al fatídico accidente.

Así era Henri Paul, el hombre que conducía a Lady Di la noche de su muerte
Henri Paul (der.), chofer del auto en que murió Lady Di. / Twitter,
Henri Paul (der.), chofer del auto en que murió Lady Di. / Twitter,

El mundo despertó el 1 de septiembre con la fatídica noticia de que la princesa Diana de Gales, conocida como Lady Di, había fallecido en un accidente automovilístico la noche del 31 de agosto. Las planas de los principales medios empezaron desde entonces a publicar cada año una serie de notas dedicadas a la víctima principal de este accidente. No obstante, en el mismo auto, y aparte de su millonario novio Dodi Fayed, falleció también un hombre del que apenas se menciona su nombre en estos homenajes mediáticos: Henri Paul, el conductor del malogrado vehículo.

Paul nació el 3 de julio de 1956 y desde 1976 era un empleado fiel a la familia Fayed. Obtuvo su licencia de piloto aviador en el mismo año y solía disfrutar viajar a Lorient, en Francia. Según el medio británico The Sun, Henri se había unido a la Fuerza Aérea de Francia cuando tenía 20 años, pero se retiró poco después y terminó como director de seguridad del hotel Ritz, en París. El mismo medio explica que siempre se caracterizó por ser un hombre "muy macho", a quien le gustaba rodearse de celebridades y conocer a personas de alto perfil.

¿Cómo terminó conduciendo aquel malogrado auto?

Como ya se mencionó, Paul llevaba algunos años trabajando para la familia Fayed, por lo que era uno de los empleados de confianza del multimillonario. En la mañana del 31 de agosto de 1997, recogió a la pareja en el aeropuerto de París y luego tomó a la princesa Diana a un centro comercial, en donde ésta compraría algunos artículos. 

Posteriormente, llevó a Lady Di al apartamento de su patrón cerca del arco del triunfo. Según varios reportes, se sentía emocionado de poder pasar tanto tiempo con tremenda pasajera. Una vez en el apartamento, se pierde su rastro durante tres horas. Las autoridades aseguran que se fue a beber a al bar del hotel Ritz, pues la autopsia encontró rastros de alcohol en su sangre, algo que a su familia le molestó y negó pues sus padres aseguran que nunca tuvo ningún problema con la bebida. De hecho, su monografía de Wikipedia recuerda que el 28 de agosto había pasado su examen físico para renovar su licencia de piloto aviador, el cual incluía una minuciosa revisión sanguínea para detectar cualquier rastro de licor. Sin embargo, dos facturas del bar mencionado evidencian que Paul tomó dos Ricards -tragos de receta francesa- antes de ir nuevamente por Diana y su novio.

La hipótesis es confirmada por varios testigos del bar, quienes aseguran que "sus ojos brillaban y era obvio que no estaba en una condición normal. Caminaba como un payaso". "Pude verlo en sus ojos que no estaba bien, pero luego lo confirmé por la manera en que hablaba", comparte otra de las personas que lo vio antes de que tomara el auto que condenaría la vida de tres personas, incluida la suya.

En ese estado, fue por su patrón y su novia al hotel Rue Arsène Houssaye, cerca de los Campos Elíseos. Como era de esperarse, los paparazzi se amontonaron a la salida del lugar y a partir de ahí inició una escapatoria que resultaría mortal para los tres tripulantes de este vehículo, el cual se conducía a 105 kilómetros por hora. A las 12:23 a.m., Paul perdió el control del auto en el desnivel Place de l'Alma y se estrelló contra una hilera de pilares que sostenían el paso superior. Tanto él, como Fayed como la princesa murieron a consecuencia de este fatal accidente.

Así terminó la vida de un hombre entregado a su trabajo, devoto de las celebridades y a quien una noche le hizo traicionarse y probar algo que nunca había probado. A día de hoy, su nombre ocupa un más que discreto segundo plano, eclipsado por la magnificencia de que una integrante de la Familia Real británica haya sido su tripulante. Ese era Henri Paul, el hombre del asiento delantero y del plano trasero en la muerte de Lady Di.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.