Apuesta por las alfombras superpuestas para dar un aire más acogedor a cualquier espacio

Mundiario_Alfombras
Alfombras en un salón. / Mundiario

Jugar con alfombras de distintos tamaños y formas te ayudará a cubrir superficies que parecen imposibles y te ayudará a dar un toque original a la decoración de cualquier espacio.

Apuesta por las alfombras superpuestas para dar un aire más acogedor a cualquier espacio

Puedes jugar con varias alfombras iguales para conseguir crear las medidas exactas a tus necesidades, o utiliza modelos completamente diferentes en cuanto a tamaños, medidas y texturas para crear composiciones únicas y personales. Delimitar espacios, dar estilo o proporcionar calidez… en la combinación está el secreto.

1. Si quieres delimitar espacios…

Espacio creado por Rejuvenation - Un salón contemporáneo
 
  • Utiliza varios modelos iguales en tonos distintos. Opta siempre por colores que vayan a juego con el resto de la decoración. En este salón, la alfombra grande, en color verde caqui, cubre la zona del sofá chaise longue y de la mesa de centro, delimitando un área de estar; la pequeña, en verde menta, alarga el espacio para vincularlo con el rincón de lectura.
     
  • Elige estilos diferentes y tonos iguales. Se trata de jugar con dos alfombras de texturas y estilos completamente diferentes, pero en los mismos tonos con los que se ha decorado el salón. En la imagen, bajo la mesa de centro, vemos dos alfombras: una grande, en tejido natural tipo sisal; otra encima, más pequeña y tipo kílim, en tonos pasteles con efecto desgastado.
     
  • Crea un juego de grandes y pequeñas. En este dormitorio vemos dos alfombras: una grande, de color y tejido natural, que cubre toda la zona de la cama; y una más pequeña, de estilo persa en seda, para delimitar la zona de los pies de la cama. El logro aquí ha sido evitar que la alfombra grande destaque sobre la decoración general, haciendo que la pequeña unifique tonos y dé calidez.

 

 

  • En espacios grandes, elige una grande general y muchas pequeñas. En viviendas de planta abierta, las alfombras delimitan los espacios con la ayuda de muebles y otros complementos decorativos. Elige la alfombra grande en un tono neutro y usa las pequeñas para marcar los diferentes usos: cocina, comedor y sala de estar.

 

 

  • En espacios ajustados, usa las alfombras pequeñas para enmarcar los muebles. Aquí se ha usa una estrategia similar a la de la imagen anterior, pero en una superficie más recogida. Aquí una alfombra grande viste la estancia y una pequeña delimita la zona de la chimenea, dando protagonismo a los taburetes.

 

2. Si quieres dar calidez…

Espacio creado por DISC Interiors - Diseño de dormitorio infantil


Combina una alfombra de pelo largo sobre una más ligera y fresca. La alfombra pequeña de pelo largo puede usarse también a modo de cojín en el suelo, para leer, jugar o descansar. La grande viste la estancia mientras que la pequeña es la que aprovechamos más en invierno. Se ha añadido un puf, para tener calidez y diversión asegurada todo el año.

3. Si quieres dar estilo…

  • Mezcla distintos estampados, ¡también rayas y flores! Al igual que en la moda, combinar estampados y vestir los suelos de tu casa es todo un arte. Para poder combinar rayas y flores, como en la foto, asegúrate de que haya tonos similares en los patrones de cada una de las alfombras.

 

 

  • Una viste y la otra crea el estilo. En este caso, la alfombra grande es la que tiene la función de vestir y delimitar el espacio de la cama en este dormitorio, mientras que la pequeña es la que marca el estilo decorativo de la estancia, inspirado en el estilo bohemio de la película La La Land.

 

Espacio creado por Dafne Vijande - Foto de dormitorio infantil

 

  • Optar por dos del mismo tamaño y tejido, pero en colores diferentes. Utilizar tres o cuatro alfombras de la misma colección superpuestas permitirá jugar con los diferentes colores de la habitación y, al mismo tiempo, adaptar la composición al tamaño del espacio a cubrir.

 

4. Si quieres vestir espacios muy grandes…


Elige alfombras redondeadas. Este tipo de modelos suelen ser más difíciles de ubicar puesto que los espacios tienden a ser de formas poligonales. De todos modos, si las superponemos, conseguiremos crear nuevas siluetas más fáciles de adaptar a espacios cuadrados y rectangulares. En la imagen, se han unido dos alfombras circulares del mismo tejido pero de diferente tono de color para toda una zona que, con una sola alfombra, no conseguiríamos cubrir. Un viejo truco actualizado que permite vestir una zona grande sin tener que recurrir a la compra de una alfombra enorme, más cara y más difícil de encontrar.

–––––

Artículo original publicado en Houzz.

Apuesta por las alfombras superpuestas para dar un aire más acogedor a cualquier espacio
Comentarios