Las alarmas en el hogar contribuyen a la seguridad y a la tranquilidad

Programación de una alarma en el hogar.
Programación de una alarma en el hogar.

​Los expertos aconsejan hacer un buen uso de las innovadoras tecnologías de seguridad pero a la vez ser prudentes con la información personal que se maneja.

Las alarmas en el hogar contribuyen a la seguridad y a la tranquilidad

La seguridad, definida como la cualidad de seguro, es un servicio encargado de la seguridad de una persona, de una empresa, de un edificio, o de una casa. Hace tiempo se hablaba de la seguridad de una vivienda en función de su puerta de seguridad o de su cerradura de seguridad, pero hoy en día el concepto se ha ampliado y tecnificado de manera considerable. Tanto, que un sistema de seguridad integral para viviendas comprende el exterior, con equipos de detección perimetral de intrusos, básicamente sensores y cámaras, y el interior, mediante dispositivos conectados a una central de alarmas. El conjunto de ambas actuaciones con alarmas en el hogar da como vector resultante una sensación de seguridad y de tranquilidad.

En buena lógica, los presupuestos de estos equipos varían según la extensión a cubrir y el número de sensores, teniendo en cuenta la cantidad de ambientes a proteger. También influye en el presupuesto el uso de dispositivos inalámbricos, generalmente de mayor coste que los amparados en los tradicionales cableados.

Las cámaras de seguridad transmiten ya en tiempo real y a todo color, y si se dan condiciones adversas, existen tecnologías con una excelente definición en imágenes nocturnas y entornos de lluvia o niebla. Su conexión a teléfonos inteligentes suele aportar un control más efectivo de la situación y una sensación de mayor seguridad.

Los expertos también aconsejan reparar en los riesgos de interferencias de radio frecuencia, sobrecargas y picos eléctricos, de modo que todo funcione bien para mantener la seguridad del inmueble y, lo que es más importante, de las personas residentes.

En el caso de las personas mayores que viven solas en su casa cabe recurrir, además, al llamado botón SOS que incluye, por ejemplo, la alarma de la compañía Prosegur. Se trata de un botón que puede pulsarse en caso de caída o si se precisa ayuda por alguna otra razón.

Por otra parte, conviene estar atentos a posibles marcas hechas por los ladrones en las fachadas de las casas, tipo marcas en las puertas o en los buzones. Por eso, a través de su perfil en la red social Twitter, la Policía Nacional informa de las señales que suelen utilizar los ladrones para marcar sus objetivos potenciales; algunas muy curiosas.

También es importante que el buzón correspondiente esté vacío y que se recoja el correo con regularidad para no despertar sospechas de posibles ausencias prolongadas. En casos así lo mejor es pedir a algún vecino o amigo de confianza que retire con frecuencia todo tipo de correspondencia. En el mismo sentido, conviene no publicar en las redes sociales que nos vamos unos días y no contar alegremente nuestros planes de vida a desconocidos.

En definitiva, debemos hacer un buen uso de las innovadoras tecnologías de seguridad pero a la vez ser prudentes con la información que manejamos para evitar disgustos a la vuelta de un fin de semana largo, de un puente o de unas vacaciones más prolongadas. Si bien no existe la seguridad total, al menos cabe aproximarse a ese nivel de bienestar.

 

Las alarmas en el hogar contribuyen a la seguridad y a la tranquilidad
Comentarios