Buscar

MUNDIARIO

Aguantar las ganas de orinar y sus perjudiciales consecuencias en la salud

Aguantar las ganas de orinar esconde muchos padecimientos que van desde una infección hasta cálculos en los riñones, los especialistas apuntan que nuestra vejiga puede contener hasta 8 vasos de agua, de ahí la liberación de líquido se hace necesaria.

Aguantar las ganas de orinar y sus perjudiciales consecuencias en la salud
Aguantar las ganas de orinar. / Chicureo Hoy.
Aguantar las ganas de orinar. / Chicureo Hoy.

¿Tiendes a aguantar las ganas de orinar? En ocasiones tenemos la tendencia de retardar nuestra visita al baño porque no estamos en lugares de confianza, o los baños que están a nuestra disposición no gozan de la higiene adecuada, sin embargo, se ha descubierto que aguantar las ganas de orinar puede traer como consecuencia desde infecciones urinarias hasta cálculos en los riñones.

Nuestra vejiga tiene como promedio de resistencia hasta 8 vasos de agua, después de esa cantidad, se vuelve necesario liberar la presión y el espacio a través de la orina, así lo reseña un estudio publicado en The Huffington Post. Igualmente, Salud 180 apunta que el Australian Government Department of Health afirma que las personas eliminan entre 200 y 500 mililitros de orina cada vez que  visitan el baño, lo cual puede ocurrir entre cuatro y seis veces al día.

Cada vez que aguantas las ganas de orinar, tu vejiga corre el riesgo de estirarse por la carga de líquido, o en su defecto acumular bacterias que dañan al organismo, en cualquiera de los casos, estas acciones podrían poner en peligro tu vida, aquí te decimos cuales podrían ser las consecuencias:

> Cistitis intersticial: ¿Qué es? Si sueles aguantar, quizá ya habrás padecido alguna vez de esto, se caracteriza por la necesidad de orinar de manera frecuente y con urgencia, esta sensación suele venir acompañada de dolor, y molestia El National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (NKUDIC) señala que este padecimiento se presenta por diferentes causas, pero una de ellas es la infección bacteriana causada por aguantarse las ganas de orinar.

> Infección urinaria: Aquí es cuando la acumulación de bacterias surte efecto, cuando esperas mucho tiempo para orinar se acumulan diferentes bacterias, las cuales entran en las vías urinarias y dañan tu cuerpo. Incluso, la infección puede impactar a los riñones, según el NKUDIC.

> Cálculos renales: Todos le tememos, estas piedras en los riñones, suelen ocasionar mucho dolor, son cristales sólidos que se forman en el riñón por sustancias que se encuentran en la orina. Se forman debido a una infección urinaria ocasionada por la falta de ir al baño.

> Pielonefritis: Es una infección del tracto urinario que inicia en la uretra o en la vejiga, pero si no se trata a tiempo puede causar daños importantes al riñón. Una de las causas es la obstrucción del tracto urinario o por aguantarse las ganas de ir al baño.

> Reflujo vesico-uretral: Se genera cuando la orina regresa a la uretra y riñones, lo que detona infecciones en el tracto urinario. Se detona por bacterias acumuladas por aguantarse las ganas de ir al baño.

Para evitar cualquiera de estos padecimientos que como ya ves, uno puede llevar al otro, debes olvidarte de aguantar las ganas, y de hacerlo tiende a que sea por muy poco tiempo, igualmente la limpieza intima es fundamental como complemento para protegerte de cualquier tipo de infección urinaria. @mundiario