Buscar

MUNDIARIO

9 señales silenciosas de que podrías tener cataratas

Este problema de la visión suele estar relacionado con la progresión de la edad, por lo que es común que no se perciban de inmediato los cambios. Descubre algunos síntomas tempranos.

9 señales silenciosas de que podrías tener cataratas
Cataratas en el ojo. / Pexels.
Cataratas en el ojo. / Pexels.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición AMÉRICA. @mundiario

Primero lo primero: ¿qué son las cataratas? Se trata de la opacidad parcial o total del cristalino, que se traduce en la imposibilidad de enfocar en la retina y, por ende, en la creación de imágenes difusas.

De acuerdo con la American Academy of Ophthalmology, la mayoría de cataratas suelen estar relacionadas con la progresión de la edad, por lo que es común que no se perciban de inmediato los cambios en la visión.

Estas son algunas señales silenciosas a las que debes prestar atención:

> Visión nublada o borrosa. Es uno de los síntomas principales: sentir constantemente que tienes un punto borroso localizado en la visión. Al experimentarlo, es crucial acudir con un médico, pues también es una señal relacionada con otras enfermedades como el glaucoma.

> Disminución de la percepción del color. O en palabras más sencillas: poco a poco comienzas a ver los colores vibrantes mucho más pálidos. Esto ocurre a un ritmo gradual.

> Problemas para leer letras pequeñas. La letra pequeña puede ser difícil (o imposible) de discernir en el espejo refractivo del ojo, debido a que las cataratas hacen que la proteína se agrupe.

> Cambios frecuentes en la prescripción de anteojos o lentes de contacto. Si a menudo sientes que ‘no ves bien’ con tus anteojos, aunque los acabes de cambiar, definitivamente desde acudir a una revisión con un especialista.


Quizás también te interese: 

4 hábitos comunes que están destruyendo tu vista


 

> Mayor necesidad de luz para leer y realizar otras actividades. Esto ocurre gracias a la opacificación de la visión provocada por una catarata, que en principio puede afectar únicamente una pequeña parte del lente del ojo, hasta provocar la pérdida de visión.

> Sensibilidad a la luz. Si una cantidad de luz (de tu móvil, faros o lámparas) antes era normal pero ahora te resulta demasiado molesta, significa que algo anda mal.

> Visión doble. La catarata puede causar nubosidad en la visión -también conocida como diplopía- y puede crecer en tamaño.

> Dificultad para conducir de noche. Estudios han confirmado que las cataratas dificultan el equilibrio del contraste entre la oscuridad y las luces del tráfico, por lo que la mayoría de personas con este problema experimenta este síntoma.

Por último, debes saber que las cataratas se diagnostican a través de un examen ocular, por lo que es crucial mantener el hábito de asistir al especialista al menos una vez por año. @mundiario