Buscar

MUNDIARIO

9 de los mejores alimentos para comer durante la quimioterapia

Estos alimentos curativos pueden ayudar a minimizar los efectos secundarios de la quimioterapia.
9 de los mejores alimentos para comer durante la quimioterapia
Zanahorias. / Pixabay
Zanahorias. / Pixabay

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Antes, recuerda que cada dieta para pacientes con cáncer debe personalizarse con un médico durante la quimioterapia.

1. Las zanahorias dan un impulso a la quimioterapia

Las zanahorias deben ser un alimento básico en todas las dietas para pacientes con cáncer. Según un estudio de 2014, ciertos compuestos vegetales, también encontrados en el perejil, pueden hacer que la quimioterapia sea más efectiva al detener un mecanismo en el cuerpo que puede interferir con el tratamiento del cáncer. Los investigadores esperan que estos alimentos puedan ser utilizados para complementar los tratamientos convencionales para potencialmente ofrecer mejores resultados para los pacientes.

2. La salsa combate la sequedad

Si tu boca está seca, un efecto secundario común de la quimioterapia que dificulta la deglución, intenta humedecer la comida cubriéndola con salsas o incluso leche baja en grasa, sugiere la American Cancer Society (ACS). Licuar los alimentos también ayudará a que tu comida baje más fácilmente.

3. Arroz y plátanos para la diarrea

Los alimentos suaves como el arroz, los plátanos, las manzanas cocidas y las tostadas secas ayudarán a unir las heces si tienes diarrea por quimioterapia, según la información del Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering en la ciudad de Nueva York. Evita los alimentos grasos, las frutas crudas y los productos integrales que pueden empeorar la diarrea. 

4. Granos integrales para combatir el estreñimiento

Por otro lado, si estás estreñido, beber muchos líquidos y comer alimentos ricos en fibra insoluble, como pan o cereales integrales, frutas secas y frijoles o guisantes secos, ayudará a tu sistema digestivo. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE UU recomienda beber de ocho a 12 tazas de líquido al día para quienes se someten a un tratamiento contra el cáncer.

5. Las comidas pequeñas ayudan con la pérdida de apetito

La pérdida de apetito es un efecto secundario común de la quimioterapia, pero en lugar de obligarte a comer tres comidas grandes, come cinco o seis comidas más pequeñas durante el día para mantenerse adecuadamente alimentado y energizado, sugiere el ACS. Agregar suplementos de proteínas y alimentos ricos en calorías a tu dieta te ayudará a mantener un peso saludable. Sin embargo, cada dieta para pacientes con cáncer se ve diferente, así que consulta a tu médico o, mejor aún, a un dietista capacitado, para personalizar tus comidas de acuerdo con tu condición, diagnóstico y necesidades.

6. El caramelo de jengibre alivia las náuseas

La quimioterapia a menudo te deja con el estómago revuelto, pero los caramelos de jengibre y las gotas de limón pueden funcionar a la perfección. Chúpalos antes de comer o durante la comida, dice la ACS. Esto ayudará a calmar tu estómago. Solo ten en cuenta que el "caramelo" de jengibre puede no saber realmente a caramelo, podría ser muy picante. 

7. Natilla para las llagas en la boca

Las llagas en la boca pueden hacer que sea doloroso comer incluso los alimentos más blandos. Si el tratamiento te ha dejado la boca adolorida, prueba los alimentos en puré que son fáciles de tragar, como natillas, arroz, huevos, gachas y sopas, sugiere el ACS. Cuanto más blanda, mejor, ya que la sal o las especias pueden hacer que las llagas sean aún más dolorosas. Evita los alimentos picantes o crujientes como las galletas saladas, las papas fritas y las verduras crudas, así como los alimentos picantes como las salsas picantes, los platos de curry, la salsa y los chiles, que también irritan las llagas.

8. La cebolla y el ajo estimulan tu sistema inmunológico

Una dieta saludable para pacientes con cáncer siempre incluye cebolla y ajo. A la parrilla, cocida o cruda, estos luchadores contra el cáncer contienen altos niveles de antioxidantes, que han demostrado estimular las defensas naturales del sistema inmunitario contra el cáncer. Las últimas investigaciones muestran que el ajo, la cebolla, el puerro, el cebollino y la chalota reducen el riesgo de cáncer colorrectal. Específicamente, los adultos que consumieron la mayor cantidad de vegetales allium tuvieron un riesgo 79 por ciento menor de desarrollar cáncer colorrectal que aquellos que consumieron menos. 

9. La proteína magra mantiene la energía y los músculos

El NCI recomienda comer más proteínas durante la quimioterapia para dar energía y mantener tus músculos fuertes cuando el tratamiento se está agotando. Opta por proteínas magras como huevos, pescado y pollo. Muchas personas con cáncer descubren que la carne roja adquiere un sabor metálico desagradable.   @mundiario