Buscar

MUNDIARIO

8 tipos de dolor de cabeza y cómo combatirlos

¿Sabes diferenciar una cefalea común de una migraña? Si tu respuesta es no, en este artículo te contamos todo lo que necesitar saber. 
8 tipos de dolor de cabeza y cómo combatirlos
Mujer con dolor de cabeza. / Freepik.
Mujer con dolor de cabeza. / Freepik.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición AMÉRICA. @mundiario

Sí, es cierto que el dolor de cabeza es uno de los padecimientos más comunes e insoportables, pero… ¿sabías que no en todos los casos este inconveniente responde al mismo origen o razón? Si es ocasiones dudas si estás frente a una cefalea común o una migraña, este artículo es para ti. 

Esto es todo lo que debes saber: 

> Migraña. Se produce por la inflamación de los vasos sanguíneos y las arterias que envuelven el cerebro, las cuales –literalmente- extraen el cerebro hasta que duele, tal como han demostrado diferentes estudios. Los tratamientos apuntan hacia medicinas preventivas y curativas, medicamentos antiinflamatorios, medicamentos que reducen la hinchazón de los vasos sanguíneos, opiáceos, betabloqueantes e incluso antidepresivos.

> Cefaleas. Suelen surgir de la nada y un síntoma común es la intensidad en la zona central junto a una inquietante sensación de presión directamente en el ojo. Para prevenirlas, la mejor opción es dejar de beber y fumar, mientras que para tratarla se puede apostar por la terapia de oxígeno.

> Tensional. Son el resultado del estrés y la ansiedad. Para tratarlos: relajación y los medicamentos comunes.

> Fatiga visual. Ocurren cuando la vista se cansa. Los motivos suelen estar relacionados con el exceso de televisión, leer con poca luz o por permanecer demasiado tiempo frente a la computadora. Asistir a un oculista para asegurarse de que no existe algún padecimiento es crucial en este caso.

> Medicamentos. Es cierto que pueden ser la solución para muchos problemas, pero no debemos pasar por alto que también pueden ser el punto de partida de otros tantos. La solución puede ser disminuir la dosis o acudir con tu médico para encontrar otra alternativa.  

> Sinusitis. Aparece cuando los senos nasales se ven comprometidos. ¿Las razones? Alergias, gripas, entre otras. En este caso no debemos apostar por pastillas para el dolor sino más bien por un spray nasal, humidificador o bien antibióticos recetados.

> Hormonas. Son especialmente comunes entre las mujeres, ya que los responsables son el estrógeno y la progesterona (o la falta relativa de los mismos). Se presenta con frecuencia en los días previos a la menstruación.

> Cafeína. No, no es un mito: quienes se acostumbran a tomar café realmente pueden presentar inconvenientes ante la abstinencia de cafeína. ¿La razón? Sencilla: de acuerdo con los expertos, el flujo de sangre al cerebro aumenta durante la abstinencia de cafeína, lo cual termina causando la inflamación de los vasos sanguíneos. @mundiario