8 razones por las que no puedes deshacerte de tu tos de invierno

Resfriado. / El Horizonte.
Resfriado. / El Horizonte.
Podría ser un mal resfriado que deba sobresalir o podría ser algo peor.
8 razones por las que no puedes deshacerte de tu tos de invierno

Vamos a ello: 

1. Tomas medicamentos para la presión arterial

Si recientemente comenzaste un nuevo régimen de medicamentos para la presión arterial con inhibidores de la ECA, podría provocar que tu tos permanezca más tiempo del que deseas. Un resfriado no es lo único que causa una tos crónica. Al menos el 20 por ciento de los pacientes desarrollan tos seca debido a los inhibidores de la ECA dentro de una semana de comenzar su medicamento, pero a veces puede tardar seis meses en aparecer. 

El vínculo entre los inhibidores de la ECA y la tos sigue siendo un misterio, pero algunos médicos sospechan que puede ser inducida por una acumulación de irritantes que estimulan las vías respiratorias llamadas bradiquinina, sustancias que generalmente son metabolizadas por la ECA. Si la tos persiste, consulta a tu médico acerca de obtener un nuevo medicamento para la presión arterial.

2. Tienes asma

Con mayor frecuencia, las personas con asma experimentan síntomas de falta de aliento, opresión en el pecho, sibilancias y tos, pero algunas personas con asma tienen tos como único síntoma, la tos crónica puede ser causada por el asma. De hecho, más del 90 por ciento de los casos de tos crónica (aquellos que duran ocho semanas o más) son causados por asma, alergias o enfermedad por reflujo ácido. Si experimentas un ataque de tos que no se detiene, visita a tu médico para averiguar si estás enfermo o si la causa es una afección de salud subyacente.

3. No te tratas el resfriado

La idea errónea más común que los médicos ven es la noción de que la tos debería desaparecer por sí sola dentro de una semana. En realidad, puede durar varias semanas después de que un resfriado aparentemente desaparece. Un virus del resfriado ataca tu cuerpo de varias maneras (no hay dos resfriados iguales), desde congestionar las vías respiratorias hasta causar inflamación en la nariz y los senos paranasales. Esa inflamación sinusal puede causar goteo posnasal, lo que desencadena una tos persistente después de una infección viral. 

Minimiza tus síntomas de tos tanto como sea posible con medicamentos de venta libre. Lo único que se ha demostrado que maneja una tos crónica relacionada con una infección viral, asma o alergias son los antihistamínicos de primera generación. Si tomas suficiente de eso, suprimirá tu tos.

4. No cuidas tu cuerpo

Es importante dormir de siete a ocho horas todas las noches y seguir una dieta saludable cuando estás enfermo para ayudar a estimular el sistema inmunológico de tu cuerpo. Descansa cuando te enfermes por primera vez, ya que la actividad física puede afectar la respiración, desencadenar el asma y debilitar tu sistema inmunológico cuando más lo necesitas. Una vez que las infecciones desaparezcan y queden mocos y tos residuales, intenta hacer ejercicio leve a moderado (permanece en el interior si hace mucho calor o frío afuera). 

5. Tienes acidez estomacal

El reflujo ácido es una causa común de tos crónica, pero también se ha debatido sobre el vínculo. Algunos expertos piensan que los alimentos que provocan reflujo que causan acidez estomacal pueden empeorar la tos. La enfermedad por reflujo, también llamada acidez estomacal, puede ser una causa de tos crónica. Si tienes acidez estomacal, querrás evitar los alimentos y bebidas que pueden empeorar el reflujo, como el alcohol, la cafeína, el chocolate y las comidas picantes. También es importante no comer al menos dos horas antes de acostarse.

6. Usas en exceso aerosoles nasales

Algunos aerosoles descongestionantes nasales como Afrin son excelentes para el goteo nasal, pero debes limitar su uso a no más de tres días seguidos para evitar un "efecto de rebote", que puede causar tos. La pulverización excesiva exacerba la tos, la congestión y el goteo posnasal al hinchar las membranas nasales. La hiperemia de rebote es un efecto de rebote que te hace continuar usándola, te puedes vuelves adicto. Tu mejor opción puede ser probar una píldora de doble propósito que contenga tanto un antihistamínico como un descongestionante. Este dúo dinámico limpia la mucosidad y abre las vías respiratorias a la vez. 

7. Sufres de una tos persistente después del resfriado

Un broncoespasmo posinflamatorio es otro tipo de tos posterior al resfriado que tiene un extraño parecido con el asma. Tus vías respiratorias se tensan, causando jadeo y tos como lo haría una persona asmática, excepto que en realidad es solo un desafortunado síntoma de un resfriado. Los médicos a menudo te recetarán medicamentos para el asma como broncodilatadores o esteroides por hasta cuatro semanas para ayudarte a combatirlo. 

8. No bebes suficientes líquidos

El té caliente o el agua ayudan a diluir la mucosidad en las vías respiratorias, lo que calma la tos. No hace que la tos desaparezca, pero hace que te sientas mejor. Es más cómodo tener una tos húmeda que una seca. También podrías intentar usar un humidificador en tu habitación para humedecer las vías respiratorias mientras duermes.   @mundiario

 

 

8 razones por las que no puedes deshacerte de tu tos de invierno
Comentarios