Buscar

MUNDIARIO

8 hábitos de la mañana que pueden prevenir el Síndrome del Intestino Irritable

Estos tips pueden ayudarte a prevenir el SII y evitar que te preocupes por tus problemas digestivos.

8 hábitos de la mañana que pueden prevenir el Síndrome del Intestino Irritable
Meditación para mejorar la salud / Sumedico.com
Meditación para mejorar la salud / Sumedico.com

Sara Rada

Periodista.

Cuando comienza un nuevo día, deseas sentirte saludable y lleno de energía para que puedas lograr todo lo que está en tu lista de tareas pendientes. Podrías jurar por una taza de café de la mañana para ponerte en marcha, o insistir en beber agua de limón para sacarte el sueño de los ojos, pero nada de esto importa realmente si tu sistema digestivo te está causando una gran incomodidad.

El dolor abdominal, el estreñimiento y la diarrea son todos los síntomas potenciales del síndrome del intestino irritable (SII) y pueden dificultar la concentración en tu día, pero estos hábitos de la mañana que pueden prevenir el SII pueden hacer que sea más fácil hacer las cosas sin preocuparte por tus problemas digestivos, según los expertos.

Las causas del trastorno realmente dependen de tu cuerpo individual. El estrés y la dieta son los principales factores que pueden causar y exacerbar el SII, pero todos somos diferentes. El SII podría ser causado por ansiedad, otro problema psicológico o un problema físico como un desequilibrio bacteriano. Independientemente de lo que esté causando tu SII, aquí hay algunos ajustes que puedes hacer a tu rutina de la mañana para ayudar a calmar las cosas en tu estómago.

1. Repetir afirmaciones positivas

Antes de hacer cualquier otra cosa en tu día, toma un momento para sentarte en la cama y cuidar tu mente. La ansiedad de la mañana sobre el SII a veces ocurre incluso antes del inicio de los brotes de síntomas. Si bien no podemos predecir si se producirá un brote de SII, a menudo no podemos dejar de pensar en ello, perpetuando el ciclo de ansiedad. Al entrar en una mentalidad positiva, puedes ayudar a evitar que los pensamientos negativos automáticos desencadenen un brote.

2. Pasar algún tiempo meditando

Mientras te tomas el tiempo de cuidar tu mente, dedica también unos momentos a la meditación. Esto no tiene que tomar mucho tiempo durante tu rutina matutina, así que no te preocupes si solo puedes dedicar unos minutos a centrarte. "i eres nuevo en la meditación, considera usar una aplicación para guiarte a través de un ejercicio de meditación de 10 minutos. La investigación vincula la meditación consciente con las mejoras en el SII".

3. Programar a tiempo para hacer del número dos

Es posible que tengas la tentación de despertarte en el último momento posible para aprovechar todo el tiempo posible para dormir, pero esto realmente no es un gran hábito cuando se trata de administrar el SII. Date tiempo por la mañana para sentarte en el inodoro. Estamos preparados para ir al baño por la mañana, deja que la naturaleza siga su curso. No darte tiempo para relajarte y hacer del dos puede exacerbar una gran cantidad de síntomas, como gas atrapado, molestias abdominales y más viajes insatisfactorios al baño durante el día.

4. Comienza con una bebida caliente

Podrías jurar por una bebida helada para comenzar tu día, pero trata de quedarte con una bebida caliente por la mañana para ver si reduces los síntomas de SII. Toma una taza de café (o un par de tazas). Esto ayudará a reducir cualquier reflujo ácido. Incluso tomar una taza de agua caliente con un poco de miel puede ayudar. Cualquier tipo de bebida caliente puede ayudar a estimular el intestino. Si realmente quieres duplicar la ayuda para la salud intestinal, elige un té de jengibre, que tiene algunos beneficios digestivos importantes.

5. No tomes suplementos con el estómago vacío

Si tienes el hábito de tomar algunos suplementos nutricionales por la mañana, un truco fácil para mejorar tu salud intestinal es tomarlos con tu desayuno, en lugar de con el estómago vacío. Los suplementos nutricionales, como los multivitamínicos, pueden causar estragos en un intestino vacío.

6. Elige un desayuno salado

Hablando de desayuno, la primera comida del día realmente puede afectar tu SII. Podrías estar acostumbrado a comenzar con gofres y jarabe, yogur endulzado o cereal con azúcar agregada, pero realmente es mejor optar por alimentos con muy poca azúcar (o mejor aún, alimentos salados). Comer y beber demasiada azúcar empeora los síntomas del SII, especialmente diarrea, gases, hinchazón y náuseas. Incluso la fruta, que es definitivamente alta en nutrientes, puede causar algunos problemas para las personas con SII en grandes cantidades, así que trata de cambiar el jugo de naranja por otro tipo de bebida para el desayuno.

7. Hacer un entrenamiento suave

Si eres el tipo de persona que está lo suficientemente motivado para dejar tu cama caliente y dirigirte a un entrenamiento de alta intensidad a primera hora de la mañana, eso es increíble, pero en términos de SII, es posible que desees considerar realizar un ejercicio que sea un poco más suave para comenzar el día. El ejercicio leve a moderado puede mejorar los síntomas del SII, pero el ejercicio de alto impacto puede empeorar los síntomas para algunas personas, especialmente cuando se realiza poco después de desayunar.

8. Tratar de atenerte a una rutina

Cualquiera que sea el hábito que termine funcionando para ti y tu salud intestinal, haz todo lo posible para cumplir casi el mismo horario todos los días. Establece una rutina de alimentación normal y las horas de comida. De esta manera, tus intestinos se acostumbrarán a ir a horas específicas por día, y será menos probable que tengas un brote en un horario.

Si sospechas que tienes SII, habla con tu médico sobre las mejores maneras de manejarlo para tu propio estilo de vida, pero algo tan pequeño como cambiar el muffin de chocolate del desayuno por una galleta de huevo y queso podría hacer una gran diferencia.   @mundiario