Buscar

MUNDIARIO

7 señales de alerta temprana del Parkinson

Según expertos, este trastorno neurológico crónico, neurodegenerativo e invalidante, se produce cuando las células nerviosas no producen una cantidad suficiente de dopamina, una sustancia química importante en el cerebro y la responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo. 

7 señales de alerta temprana del Parkinson
Parkinson. / RR SS.
Parkinson. / RR SS.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Lee detenidamente lo que te vamos a decir: prestar atención a las señales que envía tu cuerpo es crucial para hacer frente a enfermedades como el Parkinson.

Según expertos, este trastorno neurológico crónico, neurodegenerativo e invalidante, se produce cuando las células nerviosas no producen una cantidad suficiente de dopamina, una sustancia química importante en el cerebro, responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo de las personas.

Estos son algunos signos a los que debes permanecer alerta:

1. Temblores. Son el síntoma número uno. Pueden presentarse de forma insignificante y “normal” en los dedos, manos, mentón o labios. No es necesario alarmarse cuando hay temblores después de un día de ejercicios, de heridas o si se está tomando un medicamento que pueda originarlos. Sin embargo, es común que esta incomodidad vaya en ascenso con el transcurrir de los días y es justo en ese momento cuando se debe acudir al especialista.

2. Modificaciones en la escritura. El Parkinson puede dar pie a cambios radicales en la forma de escribir. Lo más común es que de pronto la caligrafía se vaya notando un tanto más reducida de lo acostumbrado y con espacios cada vez menores entre cada letra. Todo esto ocurre repentinamente, por lo que conviene permanecer siempre vigilante.

3. Pérdida del olfato. Presentar ciertos problemas para reconocer los olores es otro de los síntomas que se manifiestan de forma temprano en aquellos que padecen Parkinson. Si no puedes distinguir entre el olor de la canela y la gasolina, es una clara señal de que algo no anda bien y acudir tan pronto sea posible al médico es la única salida.

4. Problemas con el sueño. No se trata propiamente de insomnio o alguno de estos trastornos del sueño. Está relacionado más bien con los movimientos bruscos en la cama. Es cierto que para muchos moverse sin control hasta encontrar la posición ideal es una especie de ritual para conciliar el sueño, pero cuando la enfermedad del Parkinson está presente, estos movimientos se convierten en giros más bruscos, puñetazos, patadas, golpes e incluso caídas de la cama sin darse cuenta.

5. Dificultad para moverse. La rigidez en el cuerpo es otra señal temprana de Parkinson. En esta línea particular, los expertos señalan que lo más común es que las personas experimenten inmovilidad en sus brazos, una extraña sensación de pies se “pegados al piso”, además de dolores en las caderas u hombros.

6. Estreñimiento. Si tienes que imprimir un potente esfuerzo para poder defecar significa que algo no anda bien. Puede que se trate de falta de agua o fibra en el cuerpo, o bien de un efecto secundario de algún alimento o medicamento, sin embargo, también puede ser un claro indicador de que algo no anda bien en la salud, y de enfermedades como el Parkinson.

7. Cambios en la voz. La voz se va haciendo más y más baja para quienes padecen el mal de Parkinson. Si notas que el volumen de tu voz se está desvaneciendo poco a poco, corre al consultorio de tu medico lo antes posible. @mundiario