Buscar

MUNDIARIO

7 maneras de vencer el estreñimiento lo antes posible

Sí, el café está en la lista.

7 maneras de vencer el estreñimiento lo antes posible
Estreñimiento. / RRSS.
Estreñimiento. / RRSS.

Sara Rada

Periodista.

Seamos realistas: de todos los problemas digestivos que existen, el estreñimiento no es necesariamente lo peor que tu estómago podría hacerte, pero eso no lo hace agradable.

Por suerte, hay algunas maneras en que puedes acelerar las cosas si, por ejemplo, vas a salir a correr por la mañana o tienes un largo viaje en automóvil por delante.

¿La mejor parte?

La mayoría son cosas totalmente naturales y seguro las haces todos los días. Prueba uno de estos siete trucos la próxima vez que te sientas más pesado que de costumbre.

1. Come algo con fibra

Los alimentos ricos en fibra con un alto contenido de agua, como las zanahorias crudas, las manzanas con la piel o la cáscara y los aguacates, son excelentes fuentes de fibra para ayudar a que las cosas se muevan.

Cuando se consumen, estos alimentos crean un gradiente osmótico, lo que significa que obligan a que se extraiga más agua hacia el colon durante la digestión, lo que ayuda a aliviar y prevenir el estreñimiento haciendo que las cosas fluyan de manera más suave.

2. Toma un suplemento de fibra

Puedes obtener los mismos efectos con un suplemento de fibra de cáscara de psyllium. Busca una dosis diaria suplementaria de seis a nueve gramos de fibra que están disponibles en la farmacia sin un recipe.

3. Bebe un poco de café, preferiblemente caliente

Las bebidas calientes en general, particularmente una taza caliente de café o té, pueden ayudar a que las cosas se muevan, pero el café en particular es una necesidad para cualquiera que intente mantenerse regular en las mañanas.

Es cierto, el calor del café puede estimular el movimiento y sus altos niveles de cafeína también son conocidos por estimular la motilidad del colon, pero mientras que el café puede funcionar caliente o frío, otras bebidas frías con cafeína como el té helado o los refrescos, no tendrán el mismo efecto.

4. Haz un poco de ejercicio

¿Alguna vez estuviste en medio de una carrera y te dieron ganas de ir al baño corriendo? No estás solo, eso se debe a que caminar en terrenos irregulares, trotar y andar en bicicleta puede aumentar tu metabolismo, lo que a su vez aumenta la motilidad intestinal.

También debes tomar en cuenta que, si has estado más ocupado de lo normal y te has metido en un período de ejercicio seco (y estás notando algunos problemas en el baño), podría ser una pista de por qué no estás defecando tanto como te gustaría. Asegurarse de incorporar incluso entrenamientos regulares cortos en su rutina podría ser la solución secreta que necesitas.

5. Trata de masajear tu perineo

De acuerdo con un estudio realizado en 2015 en el Journal of General Internal Medicine, una técnica en la que se masajea el perineo (el estiramiento de la piel que separa la vagina de su ano) presionando repetidamente la piel con el índice, puede ayudar a aliviar el estreñimiento debido a los puntos de presión contenidos en esa área. Del mismo modo, dar masajes a la misma área puede ayudar a promover la relajación durante el parto para prevenir el desgarro, según el estudio.

En el estudio, los participantes que masajearon el área para promover los movimientos intestinales experimentaron una mejor función intestinal, en comparación con el grupo que no realizó la técnica práctica. También: el 82 por ciento de los que sí usaron la técnica dijeron que continuarían usándola mucho después de que el estudio hubiera terminado. Aunque se necesita más investigación, definitivamente vale la pena intentarlo.

6. Prueba un laxante de venta libre

El polietilenglicol 3350 (es posible que lo reconozcas como MiraLAX), está compuesto de compuestos que no son digeribles ni absorbibles, lo que significa que causan un efecto diarreico.

El laxante, a dosis más bajas, puede ayudar a prevenir el estreñimiento y, a dosis más altas, puede inducir diarrea, por lo que puedes ajustar la dosis que tomas si quieres que las cosas se muevan ligeramente sin que se vuelvan desastrosas.

7. Prueba un laxante de prescripción si las cosas se ponen muy mal

Se recomienda hablar con tu médico acerca de probar laxantes recetados si ninguno de los otros métodos ha funcionado. Los medicamentos recetados son efectivos, pero pueden ser costosos, por lo que generalmente deben dejarse como último recurso después de haber probado estos otros métodos.

Otra desventaja de los medicamentos laxantes es que tu cuerpo puede acostumbrarse a ellos, por lo que eventualmente no podrás defecar sin ellos.  @mundiario