6 cosas que haces a diario que potencialmente causan más arrugas

Una persona mayor con arrugas cuidando su piel. / Pexels.com.
Una persona mayor con arrugas cuidando su piel. / Pexels.com.

¿Sabías que estos hábitos pueden hacer que tengas más arrugas?

6 cosas que haces a diario que potencialmente causan más arrugas

A medida que envejeces, tu piel desarrolla arrugas y pliegues. Este es un hecho simple de la vida y es una parte natural del envejecimiento, sin embargo, aunque en última instancia son inevitables, algunos factores pueden hacer que esos pliegues aparezcan antes de lo que te gustaría, y cada línea fina tiene sus delicadas diferencias.

Antes de que puedas identificar el tipo de arruga con la que estás lidiando, es importante comprender qué hace que cada conjunto de líneas tome su residencia permanente. A continuación, una guía sobre las causas de las arrugas. 


Quizá también te interese:

Aún no has probado este truco natural para retrasar la aparición de las canas


1. Gravedad

Con el tiempo, tu piel simplemente se hunde: las arrugas gravitacionales nos afectan a todos en algún momento. El ejemplo más clásico son las líneas alrededor del área de la boca que aparecen cuando las mejillas comienzan a hundirse.

2. Movimientos faciales

Reír, sonreír, fruncir el ceño, todas estas expresiones pueden dejar su marca. Ahora bien, el movimiento no es necesariamente el problema, las arrugas y las líneas son parte de un rostro que funciona bien, pero a medida que pierdes componentes vitales de la piel como el colágeno, tu piel no es tan capaz de recuperarse atrás de estos movimientos. Con el tiempo, estas líneas se harán más profundas y se grabarán en la piel, de forma similar a como el papel doblado deja un pliegue. 

El cuello con líneas también es un producto del movimiento, específicamente, doblar el cuello hacia abajo. Tenemos líneas horizontales en el cuello debido a la flexión del cuello para mirar hacia abajo. La gente está notando más esto ahora que pasamos más tiempo mirando nuestras pantallas. 

3. Pérdida de colágeno

Un poco de jerga científica para ti: la piel está compuesta por tres capas, la epidermis, la dermis y la hipodermis (el tejido adiposo subcutáneo profundo). La dermis contiene fibroblastos, que son células que producen elastina y colágeno, pero a medida que envejecemos, esos fibroblastos naturalmente producen menos colágeno, lo que significa que la estructura de tu dermis sufre, lo que da como resultado signos visibles de envejecimiento, como flacidez, líneas finas y palidez.

Si bien la edad exacta en que comienza este proceso difiere para todos, la producción de colágeno comienza a disminuir en el cuerpo de la mayoría de las personas desde el momento en que están en la adolescencia o principios de los 20 y disminuye aproximadamente un 1% un año después de eso. Y una vez que las personas llegan a la menopausia, experimentan una caída del 30 % en el colágeno en los primeros cinco años, con una caída del 2 % cada año después de eso.

4. Daño solar

Hasta el 80% de los signos de envejecimiento de la piel, incluido el adelgazamiento y la pérdida de elasticidad, se deben al daño de los rayos UV. Un estudio incluso observó colágeno bajo la luz ultravioleta y descubrió que después hubo una "disminución significativa" en la estructura del colágeno.

El estrés oxidativo de los rayos UV daña la estructura elástica subyacente en la piel y causa pliegues finos similares a los tejidos, lo que da como resultado una apariencia correosa y parecida al crepé. 

5. Agresores ambientales

Además de los rayos UV, otros agresores ambientales pueden causar daños por radicales libres y provocar arrugas con el tiempo como en la contaminación, el aire frío, el humo, etc.

De hecho, fumar es un gran problema para el daño del colágeno. Fumar disminuye la cantidad de oxígeno que llega a los tejidos, por lo tanto, el tejido no puede regenerarse y es más probable que se dañe y muera. Un estudio sobre gemelos encontró que aquellos que fumaban tenían más arrugas, patas de gallo y líneas faciales que sus contrapartes que no fumaban.

6. Posición para dormir

¿Sabes cuando te despiertas con líneas de almohada grabadas en la cara y el pecho? Bueno, a medida que envejeces y tus niveles de colágeno comienzan a disminuir, y es entonces cuando notas que esas líneas se mantienen. Estas últimas se profundizarán con el tiempo con la repetición a medida que la piel se adelgaza y la elasticidad disminuye con la edad y el daño solar. 

Es un concepto llamado "arrugas de compresión" y se produce por la presión constante en el área delicada de, por ejemplo, dormir boca abajo con el costado de la cara aplastado contra la almohada.

Para concluir

Cada conjunto de finas líneas tiene sus delicados matices a tener en cuenta. Si bien todas las arrugas son inevitables en algún momento, algunos factores pueden acelerar el proceso de envejecimiento y causar un inicio temprano. El primer paso, por supuesto, es comprender estas causas para que no estés jugando inconscientemente con la salud de tu piel, después puedes continuar con tratamientos proactivos.  @mundiario

 

 

6 cosas que haces a diario que potencialmente causan más arrugas
Comentarios