Buscar

MUNDIARIO

5 remedios naturales para combatir la alergia solar

La alergia al sol es una reacción que nuestra piel sufre cuando inciden sobre ella los rayos solares si son especialmente intensos, como en verano.

5 remedios naturales para combatir la alergia solar
Pepino. / Pixabay
Pepino. / Pixabay

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

La autora, TATIANA FERRÍN, es hispano-venezolana y tiene más de 10 años de experiencia en medios digitales. Trabajó en diarios de Caracas (Venezuela) y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde coordinó la edición GALICIA y el área de Política. @mundiario

Una de las causas de lesiones dolorosas o urticantes en la piel,  rojeces, vesículas, o úlceras, al exponerla al sol, es la mal llamada alergia al sol. La Erupción Polimórfica Lumínica no es una verdadera reacción alérgica, aunque los síntomas son muy parecidos, de ahí su nombre.

La alergia al sol es una reacción que nuestra piel sufre cuando inciden sobre ella los rayos solares si son especialmente intensos, como en verano. Realmente hasta ahora no se conoce la causa exacta, pero aún así, existen algunas formas de atajar sus efectos.

Mejor con Salud comparte algunos remedios naturales para combatir la alergia solar:

1. Aloe Vera: prepararemos la siguiente crema. Obtener gel de Aloe (la pulpa), mezclar con aceite, esencia de geranio (normalizante del ph) y esencia de limón (conservante), batiendo con un utensilio de madera en las proporciones siguientes:

Ingredientes:

9 cucharadas soperas de gel de Aloe

Tres cucharadas soperas de aceite (el mismo o tres aceites distintos). Elegiremos los aceites según nuestro tipo de piel. Muy eficaz y para todo tipo de pieles, la mezcla aceite de almendras, de jojoba y germen de trigo.

15 gotitas de esencia de geranio

15 gotitas de esencia de limón (se puede sustituir con zumo de limón)

Procedimiento:

Se ha de batir la mezcla con vigor, como si hiciéramos merengue, hasta quedar cremoso.

Esta crema rápidamente reducirá las rojeces y desinflamará la zona irritada.

2. Pepino: triturar un pepino y aplicar la pasta sobre las erupciones. Calma la sensación de ardor y frena las erupciones.

3. Papa cruda: pondremos patata cruda rallada sobre la superficie afectada. Desinflama, refresca y calma la sensación de ardor.

4. Bicarbonato: diluir 1 taza de bicarbonato de sodio en un cubo de agua. Mezclar con el agua del baño o usarla mientras nos duchamos. Detendrá el empeoramiento de las erupciones e irá preparando a la piel para resistir mejor el sol.

5. Compresas de vinagre: se empapa un paño de algodón o una toallita en vinagre, se escurre y se aplica sobre la zona afectada. Es calmante y reducirá la rojez. @mundiario