Buscar

MUNDIARIO

5 maneras fáciles de prevenir incendios en casa

Porque no es como en las películas, una vez que se inicia un incendio, puedes tener tan poco como dos o tres minutos para salir de manera segura desde el momento en que suena la alarma de humo.

5 maneras fáciles de prevenir incendios en casa
Velas. / Pexels.com.
Velas. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Cuando pensamos en mantener nuestras casas seguras, generalmente pensamos en mantener las ventanas y puertas cerradas correctamente o instalar un sistema de seguridad, pero existe otro peligro importante al que muchos no prestan suficiente atención: el fuego. 

1. Nunca cocines y te vayas

Los incendios de cocina son la causa principal de incendios y lesiones en el hogar, y la mayoría de los incendios de cocina involucran la estufa de la cocina.

Una cocina desatendida es la principal causa de incendios en la cocina. A veces puede ocurrir que estás cocinando algo para la cena y luego sales corriendo de la cocina para hacer algo que probablemente no sea tan importante. Lo que se suponía que tomaría unos pocos segundos se convierte en minutos, y luego regresas a la cocina solo para descubrir que lo que se estaba cocinando ahora hierve o se quema. Por suerte no hay fuegos. ¡Esta vez! 

Por eso, para estar seguros, permanece siempre en la cocina mientras fríes, hierves o asas a la parrilla. Si tienes que salir de la cocina, para mantenerla a salvo, simplemente apaga la estufa. Y si cocinas a fuego lento, horneas o asas alimentos, asegúrate de revisarlo regularmente. Nunca salgas de tu casa mientras cocinas alimentos y usa un temporizador para un recordatorio amistoso.

Consejo de prevención de incendios: si necesitas salir de la cocina mientras cocina, lleva contigo un utensilio de cocina para recordarte que tienes algo en la estufa y que necesitas regresar rápidamente.

2. Mantén tu espacio de cocina limpio y organizado

A veces, cuando no estamos prestando atención, las cosas en nuestro espacio para cocinar pueden incendiarse fácilmente. Cosas como guantes de cocina, utensilios de madera, envases de alimentos, toallas de papel o servilletas deben mantenerse a una distancia segura de la estufa. Cuando cocines, limpia a medida que avanzas, es mucho menos probable que permitas que este tipo de cosas se acerquen a la estufa.

3. Prepárate en caso de que tengas un incendio en la cocina

A veces, incluso cuando pensamos que estamos siendo seguros, pueden suceder cosas. Entonces, por un poco de precaución adicional mientras cocinas, mantén una tapa cerca que se ajuste correctamente a la olla o sartén que estás utilizando. Si comienzsa un pequeño incendio, usa la tapa para sofocar las llamas y luego apaga el quemador. Mantén la sartén cubierta hasta que sepas que el fuego se ha calmado y la sartén o la olla se han enfriado por completo.

Si hay un incendio en el horno, apaga rápidamente el fuego y mantén la puerta cerrada. Si en algún momento sientes que el fuego es demasiado para manejar, sal de la casa, cierra la puerta detrás de ti para ayudar a contener el fuego y llama al 911 o al departamento de bomberos local desde las afueras de tu casa. No regreses y deja que los profesionales se encarguen de ello.

4. Siempre maneja las velas con cuidado

Seamos realistas: nada crea un ambiente tan lindo como la luz de las velas. Crean una atmósfera tan relajante y zen y pueden oler muy bien, pero por hermosas que sean, las velas pueden ser una causa importante de incendios en el hogar y, aún más aterrador, de muertes por incendios en el hogar.

Si amas las velas tanto como nosotros, hay algunas cosas que puedes hacer para seguir disfrutándolas de manera segura: 

- Nunca dejes las velas desatendidas y sóplalas todas cuando decidas salir de la habitación o acostarte.

 - Evita el uso de velas en el dormitorio y otras áreas donde las personas puedan quedarse dormidas.

 - Mantén las velas al menos a 1 pie (30 centímetros) de distancia de cualquier cosa que pueda arder, incluidas las decoraciones o la vegetación.

 - Coloca siempre los candelabros en una superficie sólida y despejada y usa candelabros que no se vuelquen fácilmente.

 - Enciende las velas con cuidado, manteniendo el cabello, las mangas y la ropa suelta alejados de la llama.

- Recorta las mechas largas de las velas hasta aproximadamente ¼ de pulgada para mantener las llamas manejables. Y asegúrate de apagar la llama antes de que se acerque demasiado al soporte o contenedor. Puedes usar la tapa del candelero para sofocar la llama suavemente en lugar de apagarla

 - Ten linternas e iluminación a batería listas para usar durante un corte de energía. Nunca uses velas.

5. Asegúrate de que tus detectores de humo funcionen correctamente

¿Cuándo fue la última vez que probaste tus alarmas de humo? Puede que sea hora. Las alarmas de humo en tu hogar deben limpiarse del polvo y analizarse todos los meses. Si no funcionan correctamente, cambia inmediatamente las baterías o reemplaza la unidad si es necesario. Tu hogar debe tener detectores de humo instalados en cada piso, incluso dentro de las habitaciones y en los pasillos.  @mundiario