5 formas de mejorar la eficiencia energética de tu hogar

Hogar eficiente.
Hogar eficiente.
Si necesitas apoyo para mejorar la eficiencia energética de tu hogar, puedes consultar las opciones de hipotecas verdes y financiación sostenible que ofrecen algunos bancos.
5 formas de mejorar la eficiencia energética de tu hogar

Afortunadamente, la preocupación por mejorar la eficiencia energética de los hogares y edificios en general viene ganando adeptos desde hace un tiempo.

Y no se trata solo de una iniciativa de los gobiernos. Cada vez son más las comunidades de propietarios e individuos que buscan optimizar el consumo energético de sus viviendas.

Esta transformación no solo supone un gran ahorro económico a mediano y largo plazo, sino también un menor impacto ambiental y más garantías de que exista un abastecimiento adecuado de energía para toda la población.

Si necesitas apoyo para mejorar la eficiencia energética de tu hogar, puedes consultar las opciones de hipotecas verdes y financiación sostenible que ofrecen algunos bancos.

En cuanto a los cambios que puedes realizar para reducir tu consumo energético, aquí te traemos 5 consejos.

Los primeros tres se centran en reforzar el aislamiento térmico de la vivienda y los siguientes dos en la renovación de los electrodomésticos y sistemas de climatización.

Cuando hablamos de aislamiento nos referimos a evitar las pérdidas de calor y entrada de frío en invierno, y lo contrario en verano.

Aislamiento de paredes

El aislamiento de las paredes exteriores se puede realizar sin necesidad de obra. En este caso, la solución más sencilla es el insuflado o inyectado de las cámaras de aire de las fachadas de doble hoja. Los materiales utilizados suelen ser celulosa, poliestireno y poliuretano.

Para aislar las paredes del interior de la vivienda, si no tienen doble cámara, toca añadir un revestimiento o panel aislante. Algunos materiales utilizados son la fibra de madera, la lana mineral y la fibra de vidrio.

Aislamiento de ventanas y puertas

Coloca puertas y ventanas con marcos de PVC y ventanas con doble hoja de vidrio. Además, puedes instalar persianas con cajón exterior y lamas rellenas de poliuretano, en lugar de contrapuertas o contraventanas, y estores enrollables a medida en el interior.

También puedes instalar pantallas solar screen en las ventanas y toldos en los balcones para evitar el exceso de calor en verano.

Aislamiento de suelos, tejados y falsos techos

Refuerza el aislamiento del suelo con un sistema con resistencia térmica y a la compresión. Se pueden usar aislantes de origen mineral o vegetal como la lana mineral, la arcilla expandida, la celulosa, el cáñamo expandido o la fibra de madera.

En el caso de los techos, también se suele usar la lana mineral. Otras soluciones son el poliuretano expandido, el vidrio celular y las planchas de burbujas de aire con revestimiento de aluminio. Si estás aislando el tejado de una casa en un lugar muy caliente durante el verano, considera usar una pintura clara en el exterior para que refleje los rayos solares.

Un detalle importante a tener en cuenta en los techos/tejados es que no existan problemas de ventilación ni entrada de humedad. Es crucial observar esto para evitar que se condense el vapor de agua y se dañen los materiales del techo, en especial si hay madera.

Renovar los electrodomésticos

Los electrodomésticos y aparatos de climatización cuentan con una certificación que indica su eficiencia energética.

Si te preguntas cuál es realmente el ahorro económico y energético que obtienes al usar electrodomésticos con certificación A (A+++ y A++), aquí puedes ver una tabla comparativa creada por la ANFEL (Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos) de los aparatos que consumen más (por ejemplo, los frigoríficos combi, congeladores o secadoras).

Renovar los aparatos de climatización

En cuanto a la climatización, en el caso de los edificios, la instalación de soluciones como calderas de gas natural de condensación, paneles solares y climatización con biomasa puede hacer una gran diferencia. Pero es clave contar con un buen sistema de regulación para evitar el gasto innecesario de energía.

En los hogares, la elección dependerá de las necesidades del inmueble y las posibilidades técnicas de la obra. Sin embargo, a grandes rasgos, debemos buscar opciones de aires acondicionados / calefacción con buen ratio de SEER y SCOP, es decir, de rendimiento energético estacional.

Finalmente, la eficiencia energética no solo se consigue usando aparatos que consumen menos y teniendo buenas instalaciones. Es importante la forma en la que gestionamos los recursos y el uso de los artículos electrónicos. Por lo tanto, ser más conscientes con el uso del agua en el hogar y con el encendido y apagado de los equipos electrónicos, es otro paso para reducir el impacto del consumo energético de casa.

5 formas de mejorar la eficiencia energética de tu hogar
Comentarios