Buscar

MUNDIARIO

5 cosas que estás haciendo mal en la ducha

En este momento, probablemente estés pensando "... ¿hay una forma incorrecta de bañarse?" Resulta que sí la hay.

5 cosas que estás haciendo mal en la ducha
Cuide tu cuerpo / Salud180
Cuide tu cuerpo / Salud180

Sara Rada

Periodista.

Si estás haciendo cualquiera de estas seis cosas, es posible que estés saliendo de la ducha en un peor estado que cuando entraste.

1. No estás terminando con agua fría

Después de una ducha de vapor, tus poros estarán bien abiertos para que entren todo tipo de cosas asquerosas. Lávate la cara con agua fría para apretarlos y despertarte. También debes darle a tu cabello un enjuague rápido en agua fría para sellar la cutícula del cabello y obtener un cabello más brillante y de aspecto saludable.

2. Usas una esponja

Las esponjas se mantienen húmedas en la ducha y son un caldo de cultivo para las bacterias, que luego frotas vigorosamente en todo tu cuerpo. Si usar una esponja es esencial para tu rutina, enjuaga, escurre bien después de cada uso y guárdala fuera de la ducha. ¡Asegúrate de blanquear o reemplazar tu esponja a menudo para evitar la acumulación de bacterias!

3. No cambias tus productos

Sé honesto, ¿cuándo fue la última vez que verificaste la fecha de vencimiento de la exfoliación corporal que has tenido en la esquina de la ducha desde que tenías 15 años? Los productos caducados son caldo de cultivo para bacterias, y los que almacenas en tu ducha son especialmente graves, ya que son propensos a la aparición de moho. Antes de tu próxima ducha, comprueba que tus productos tengan un ícono de frasco pequeño con un número en el interior, este es el número de meses durante los cuales el producto es bueno antes de que sea necesario tirarlo.

4. Estás usando agua sucia

Muchas veces, el agua que sale de tus grifos no es el líquido más purificado del mundo. Puede incluir cloro y la acumulación de bacterias en el cabezal de la ducha y otros productos químicos nocivos con los que definitivamente no deseas lavarte el cabello. Invierte en un filtro de ducha para una experiencia similar a un spa.

5. Tu agua es demasiado caliente

¿Te gusta que tu ducha tenga niveles de Mordor de calor?  Sin embargo, esto puede resecar tu piel, causando picazón en las zonas secas que no son buenas si deseas una piel sana y brillante. Si sales de la ducha y tu piel está roja y manchada, sabrás que la ducha estaba demasiado caliente.  @mundiario