Buscar

MUNDIARIO

5 beneficios que obtienes al cocinar en casa

La comida de la calle es un gusto que nos damos con mucha frecuencia y que afecta a nuestra dieta, bolsillo y salud. Así que prueba a cambiar este modelo empezando a cocinar más en casa y dejando los gustos para momentos especiales.

5 beneficios que obtienes al cocinar en casa
Cocinar. / Archivo.
Cocinar. / Archivo.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Quizás no tienes mucho tiempo, es la solución más fácil, te da pereza o sencillamente no eres muy bueno en la cocina, por esto, sueles preferir la comida de la calle. Tenemos que decirte que esto es muy malo para ti por distintas razones empezando por el hecho de que no sabes qué te sirven realmente, comes en exceso, tu bolsillo se vacía más rápido de lo que se llena… por estas y muchas más opciones debes empezar a cocinar en casa:

1. Por tu salud: ¿sabes realmente qué te están sirviendo? Y no es que debas desconfiar de todos los restaurantes que visites, pero seamos honestos, en algunos quizás no laven el pollo correctamente, utilizan mucho azúcar, sal o condimentos que afectan tu salud. Por lo general, estas comidas son muchos más grasosas y lo más interesante es que tú mismo puedes prepararlas en casa y de una forma más sana.

2. Toma consciencia de lo que comes: cuando empiezas a cocinar, sabes lo que comes. Te lo dice alguien que luego de preparar un pollo por primera vez, cambió por completo su percepción de la comida. Debes lavar los vegetales, adecuar las proporciones a tu naturaleza, agregar los condimentos ideales… es importante que siempre incorpores hidratos, proteínas, vitaminas y minerales a tu dieta.

3. Mejoras tu hábitos: además de controlar las porciones de comida, aprendes que a veces es mejor comer un buen sándwich en el desayuno que en la cena, o que es bueno comer cinco veces al día con tres comidas principales y dos meriendas.

4. Incorporas a la familia: el ámbito familiar mejora a lo grande porque empiezas a preparar recetas especiales para ellos. Pides a tus hijos o pareja que elija el menú o entre todos lo fabrican. Además, la familia al completo ayuda en la cocina y todos pueden encargarse de algo, haciendo que el momento sea muy especial.

5. Tu situación económica mejora: ¿cuánto gastas comiendo en la calle? No es broma, sin darte cuenta terminas invirtiendo una millonada en comida cuando es más fácil y saludable comer en casa. @mundiario