4 objetos cotidianos que antes parecían de ciencia ficción

Un dron.
Un dron.

En el punto en el que nos encontramos de avance tecnológico se pueden aventurar algunas cosas, pero otras, aun estando cerca, resultan difíciles de creer. 

4 objetos cotidianos que antes parecían de ciencia ficción

El 21 de octubre de 2015, Marty Mcfly y su amigo Doc viajaron al futuro para solucionar el problema legal que implicaba a uno de los hijos del primero. Lo que se narra en la segunda parte de Regreso al futuro sirve al director Robert Zemeckis, al director de fotografía Dean Cundey y a todo el equipo de la película para hacer un alarde de creatividad y de intuición.

En la vida real, el 21 de octubre de 2015 supimos que Regreso al futuro había acertado (o había servido de inspiración para ello) en eso de los patines voladores. La compañía Hendo y el patinador Tony Hawk trabajan en uno antes de la fecha. Aciertos más evidentes aún fueron las videollamadas o las gafas de realidad virtual.

En el punto en el que nos encontramos de avance tecnológico se pueden aventurar algunas cosas, pero otras, aun estando cerca, resultan difíciles de creer. Dicen, por ejemplo, que en la próxima década los coches serán 100% autónomos, que se conducirán mientras sus pasajeros leen un libro o charla animadamente, y que incluso podrán dejar al “conductor” en su destino y seguir dando vueltas para buscar aparcamiento.

¿Imposible de creer? Tampoco nos imaginábamos hace unos años que los siguientes objetos iban a ser tan cotidianos.

Los sofisticados artículos espía

Precisamente en los 80 y 90 también alcanzó mucha popularidad una serie animada que encantaba a los niños de entonces: el Inspector Gadget. El famoso detective, torpe y despistado como él solo, contaba con la ayuda en la sombra de su inteligente sobrina y de su perro.

Entre los gadgets que utilizaban, el dispositivo de la niña bien podría ser una tableta de hoy, puesto que hacía videollamadas con su tío, guardaba una amplia base de datos y podía controlar otras herramientas. Y el teléfono que llevaba oculto en sus guantes, que incorporaba el auricular y el altavoz en dos dedos, también guarda similitud con el invento de la compañía italiana Hi-Call, que actúa como accesorio para iPhone y se conecta vía Bluetooth. Aunque quizás lo más icónico es el reloj inteligente de Sophie, hoy una realidad.

Lo de llevar objetos ocultos con los que comunicarse sin ser descubierto u obtener pruebas es propio de grandes detectives y de espías, pero hoy se ponen al alcance de cualquiera en tiendas como espia2.com, y aunque cada cual deba ser consciente del uso que le da a una grabadora oculta. A buen seguro, sus grabadoras de voz espía, en forma de mini grabadora espía, la habrían convertido en la tienda de cabecera del famoso inspector.

Y es que hablamos de un nivel de sofisticación tecnológica que hace posible ocultarla en un bolígrafo, en una pendrive o en un llavero.

Drones, la auténtica revolución

Puede que las mentes más imaginativas pudieran imaginar que era cuestión de tiempo pasar de pilotar un cochecito o un helicóptero de juguete por control remoto a los drones tales y como los conocemos hoy. Solo puede.

Porque ¿podía aventurar un no-iniciado que un artilugio volador iba a poder enviarnos una pizza a casa?, ¿que iba a poder captar jugadas desde ángulos imposibles en un partido de fútbol?, ¿qué iba a llegar a zonas inaccesibles en medio de una emergencia, cuando un helicóptero tripulado no podía llegar? Estos también son uso de los drones, menos conocidos que ese otro de tomar fotografías áreas por pura diversión.

También ellos son objetos del futuro en el presente, y no solo están al alcance de las élites más pudientes. Los mejores drones con cámara, y hablamos de drones con cámara HD, están disponibles en el capítulo dedicado a drones baratos de cualquier tienda online especializada.

Las cámaras de fotos, calidad máxima

Vale, lo de las fotos sí que se podía intuir. Al fin y al cabo, la calidad de la imagen ha ido mejorando mucho con los años, y ha determinado la historia misma de la fotografía. El daguerrotipo, el calotipo, el colodión húmedo, el uso de placas secas al gelatino-bromuro, carretes de película enrollabe… cosas que hoy nos suenan a otro idioma, y por las que ha habido que pasar para llegar al ahora.

Ciertamente, también en otro idioma parece hablar la persona que atiende en una tienda especializada a alguien que quiera comprar una cámara de fotos que tome muestras de calidad, pero no sea muy ducho en la materia. Pero como estamos en la era de la información, no hay nada que temer (¿era el acceso a tal cantidad de datos útiles y gratuitos algo que pudiéramos imaginar hace décadas?).

Nos brinda en bandeja los conceptos básicos que necesitamos un blog como 365enfoques.com, que incluye la guía Comprar una cámara de fotos réflex, todo un manual para quienes sean principiantes en eso de la fotografía. Entre las más vendidas de 2017 están los modelos Nikon D3400 y Canon 1300D, ambos con objetivo incluido.

La preferida del blog para principiantes, sin embargo, por su relación calidad - precio, es la Nikon D5300, aunque la Nikon D3300 con un objetivo estabilizado o la mencionada Canon 1300D cumpliría con las expectativas de quienes tengan un presupuesto algo más limitado.

¿Intuíamos que nos íbamos a exponer así?

Probablemente, nadie podría prever lo fácil que iba a ser subir fotos a instagram desde pc, cuánto nos íbamos a exponer en redes sociales, entre otras cosas, a la hora de compartir fotos. Y, aun sabiéndolo, es posible que el estilo de vida y la ética de entonces nos hiciera decir “Yo nunca lo haría”. ¿Acaso no conoces a nadie que se haya mostrado reacio ante algún nuevo lanzamiento que ha tenido que terminar asumiendo?, ¿cuánta gente sigue afirmando con orgullo que no tiene teléfono inteligente con el que pasarse horas conectado?

Y es que, aun siendo usuarios de redes sociales, a veces nos cuesta creer lo que hacen algunos por unos cuantos “Me gusta”, ya se trate de hacerse un selfie con un delfín en vez de asistir al animal (que terminará muerto), o sea escribir algo que atenta contra los derechos de alguien pensando que pasará desapercibido.

4 objetos cotidianos que antes parecían de ciencia ficción
Comentarios