Buscar

MUNDIARIO

4 alternativas a los preservativos de látex que todos conocemos

Toma nota.

4 alternativas a los preservativos de látex que todos conocemos
Condón. / Pixabay.
Condón. / Pixabay.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Toma nota: 

> Preservativos de poliuretano. Se trata de un producto hipoalergénico, que además tiene ciertas virtudes resaltantes frente a los preservativos tradicionales: son treinta por ciento más delgados y cincuenta por ciento más resistentes. Funcionan exactamente igual que los condones de látex, aunque algunos señalan que tienden a deslizarse un poco.

> Preservativos de cordero. Son ideales para aquellos que mantienen una relación estable, ya que si bien son eficaces para prevenir embarazos, no proporcionan protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Esto ocurre porque los preservativos de cordero contienen pequeños agujeros por donde pueden colarse los virus. Así que lo mejor es no exponerse a las ETS.

> Preservativos de poliisopreno. Están fabricados con caucho sintético pero la ventaja es que no contienen las mismas proteínas que dan pie a las reacciones alérgicas. Son igual de efectivos que los tradicionales.

> Preservativos femeninos. Parecidos a los preservativos tradicionales pero sin látex. Se trata de unas pequeñas fundas de nitrilo, un tipo de plástico suave, que se introducen en la vagina y cumple la función de recubrir el interior de la misma. @mundiario