Buscar

MUNDIARIO

3 remedios naturales para tratar la hipertensión

La presión arterial alta es un problema cardiovascular que puede tener serios problemas para la salud, desde una trombosis hasta, incluso, un infarto fulminante al miocardio. Descubre cómo controlarla con los siguientes remedios caseros.

3 remedios naturales para tratar la hipertensión
Hipertensión. / Pixabay.
Hipertensión. / Pixabay.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre los meses de febrero y abril de 2019. @mundiario

La hipertensión, o presión arterial alta es un problema cardiovascular más común de lo que puedas creer. Atendiendo a los datos de la Asociación Americana del Corazón, una de cada tres personas adultas padece de presión arterial alta, una cifra que se traduce en, a lo mínimo, un tercio de la población mundial. Alucinante.

Dentro de los aspectos que influyen en la detonación de la hipertensión podemos señalar el estado de los riñones, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso, los niveles de sal y agua en el organismo. Y esto, puede traer serias consecuencias, como accidentes cerebrovasculares (ACV), parálisis facial, trombosis, e incluso, un infarto fulminante al miocardio.

Por ello, es importante chequearnos la presión cada cierto tiempo, para asegurarnos de que todo esté en orden y marche correctamente. Si es tu caso, a continuación te presentamos 3 remedios naturales que te ayudarán a controlar la presión alta. Toma nota de lo siguiente:

1) Chocolate negro: comenzamos la lista con uno remedio que sabemos que te va encantar. Es bien sabido que el chocolate negro es rico en flavonoides, que ayudan a disminuir la presión arterial y así ayudan a preservar la buena salud del corazón. Muchos especialistas recomiendan tomar una pequeña dosis diaria. Pero a ver, que tampoco ibas a desayunar, almorzar y cenar chocolate negro. Eso sí, debe ser chocolate negro, pues el de leche no provoca los mismos efectos en el cuerpo.

2) Jugo de limón y perejil: ambos por igual son ricos en nutrientes y propiedades que promueven la eliminación del exceso de sodio y líquidos, asociados con la hipertensión. Para su preparación, necesitarás un limón, 1 manojo de perejil y una taza de agua. Corta el limón (con su cáscara) en varios trozos y agrégalos a la licuadora, para luego introducir el monojo de perejil y, evidentemente, el vaso de agua.

Licua muy los ingredientes, cuela y tómalo en ayunas. Por su efecto diurético, ayudará a disminuir la presión arterial alta.

3) Ajo: aunque no lo creas, el ajo es uno de los remedios naturales más utilizados, no sólo para tratar la presión alta, sino para un sinfín de patologías ortopédicas y nutricionales, por ejemplo. Las propiedades del ajo aportan beneficios en la dilatación de las arterias, al mismo tiempo que ayudan a prevenir la formación de trombos. Para mantener la hipertensión a raya, los especialistas recomiendan el consumo de entre uno y dos dientes de ajo triturado al día.

Puedes consumir cada día un diente de ajo limpio, luego de haber reposado de 6 a 8 horas en un vaso de agua. Para ello, puedes colocarlo a macerar durante la noche y comértelo a la mañana siguiente. @mundiario