Buscar

MUNDIARIO

3 prácticas recomendaciones para aprender a destapar los oídos

Uno de los errores más comunes es, intentar destapar el oído con un hisopo. Esto, en lugar de ayudar, puede hundir aún más la cera.
3 prácticas recomendaciones para aprender a destapar los oídos
Dolor de oídos. / RR SS
Dolor de oídos. / RR SS

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO y tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

Tener los oídos tapados es una molestia más común de lo que se piensa y, a veces, la tarea de destaparlos puede no ser tan fácil si no se tiene la información correcta. Ahora bien, uno de los errores más comunes es, intentar destapar el oído con un hisopo. Esto, en lugar de ayudar, puede hundir aún más la cera, compactarla y generar una suerte de tapa profunda, empeorando el problema. 

En ese sentido, la especialista Florencia Fernández, médica del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano, ha advertido que: "este síntoma puede darse en contexto de diferentes patologías: exceso de cera, otitis externas u otitis media aguda, etc. Dependiendo del origen hay diferentes técnicas que se pueden utilizar para destapar los oídos en forma sencilla".

Te presentamos 3 prácticas recomendaciones para aprender a destapar los oídos:

1. Durante un resfrío: con un resfrío o una sinusitis, parte de la mucosidad que se produce en la nariz, puede migrar al oído a través de un conducto que comunica ambos espacios (trompa de Eustaquio). En este caso, puedes hacer baños de vapor, para descongestionar todas las vías respiratorias. También, realizar lavados nasales, colocando de 5 a 10 gotas de solución fisiológica en las fosas nasales varias veces por día, para fluidificar las secreciones y facilitar la salida de la mucosidad.

2. Destapar un oído  después de un viaje en avión: la trompa de Eustaquio puede funcionar mal durante viajes en grandes alturas al impedir la correcta ventilación del oído. Esto genera la sensación de oído tapado; en ese caso se recomienda masticar un chicle, tragar saliva, bostezar o intentar expulsar aire por la nariz, tapándola suavemente

3. El oído con cera: en estos casos, se puede mezclar partes iguales de agua tibia y agua oxigenada (al 3% o menos), introducir unas gotas en el oído tapado, con la cabeza recostada sobre un costado, dejar 3 minutos, retirar el líquido y limpiar la zona. Nunca introducir el paño o ningún otro elemento dentro del oído. Otra opción es usar una mezcla de agua tibia y aceite de oliva. En todos los casos, el objetivo es ablandar la cera y permitir que drene hacia afuera sin usar objetos punzantes. @mundiario