3 motivos por los que el zumo de tomate no puede faltar en tu dieta

Zumo de tomate. / Mundiario
Zumo de tomate. / RR SS.

Una rica fuente de fibra, vitaminas A, C, K y del complejo B, hierro, calcio, sodio, magnesio, fósforo y potasio.

3 motivos por los que el zumo de tomate no puede faltar en tu dieta

Puede que el zumo de tomate no sea la bebida natural predilecta de muchos, pero la verdad es que es una de las más nutritivas. Este refrescante y delicioso zumo aporta una gran cantidad de nutrientes que requiere nuestro organismo para su correcto funcionamiento; entre otros, es una rica fuente de fibra, vitaminas A, C, K y del complejo B, hierro, calcio, sodio, magnesio, fósforo y potasio. Además, cabe destacar que es una bebida con bajo contenido calórico y que no tiene grasas saturadas ni poli-insaturadas.

Por estos 3 motivos, el zumo de tomate no puede faltar en tu dieta:

1) Para el corazón: sus componentes ayudan a prevenir infartos y otros problemas del corazón a aquellas personas sanas, y mejora la salud cardíaca de aquellas que, en cambio, sean propensas a sufrir enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que el zumo de tomate reduce los niveles de colesterol malo.

2) Para la piel: favorece a tener una piel libre de impurezas e imperfecciones tales como las espinillas y el acné. Por supuesto, también combate otras enfermedades cutáneas y mantiene el cutis siempre hidratado.

3) Para la presión arterial: gracias a su alto contenido en potasio, el zumo de tomate regula la presión arterial, un problema que padece una gran cantidad de personas. @mundiario

3 motivos por los que el zumo de tomate no puede faltar en tu dieta
Comentarios