3 buenas razones para hacer senderismo a menudo

Senderismo. / Pixabay.
Senderismo. / Pixabay.

¿Sabes lo que es el senderismo? ¿Ya conoces sus principales beneficios? A diferencia de otros deportes, esta es una práctica apta para cualquier edad y, de hecho, no es requisito indispensable estar en optimas condiciones físicas. 

3 buenas razones para hacer senderismo a menudo

Una práctica ideal para ejercitarse y disfrutar del contacto con la naturaleza. El senderismo es una práctica deportiva —no competitiva— que consiste en recorrer zonas montañosas, campos y bosques. Eso sí, siempre que sean caminos balizados y homologados por el organismo competente de cada país. A diferencia de otros deportes, esta es una actividad apta para cualquier edad y, de hecho, no es requisito indispensable estar en optimas condiciones físicas. 

Lejos de la adrenalina que provocan deportes extremos, como la escalada o el puenting, estas largas pero relajantes caminatas por la naturaleza aportan grandes beneficios tanto físicos, como mentales y espirituales. Incluir esta práctica en tu rutina de ejercicio será de gran provecho para tu organismo. Tu cuerpo y mente te lo agradecerán. A continuación, te presentamos 3 buenas razones para practicar senderismo a menudo.

1) Fortalece los huesos: como con cualquier actividad física, con el senderismo no sólo nuestros músculos o nuestra figura se ven beneficiados, sino también nuestros huesos. Esta práctica es muy recomendada para prevenir la osteoporosis, un riesgo que se asume a partir de los 40 años y se incrementa más en las mujeres.

2) Aumenta nuestra autoestima: el simple hecho de hacer ejercicio ya mejora considerablemente nuestra autoestima. Pero ejercitarse en el corazón de la madre naturaleza, es una experiencia aún mejor. Basta con estar rodeados de verde algunos minutos para que mejore nuestro estado de ánimo, especialmente si estamos atravesando por un mal momento. Una buena manera de desconectar.

3) Mejora la salud cardiovascular: a pesar de que el senderismo no implica un gran esfuerzo físico, es igual de beneficioso para la salud cardíaca. Esta práctica favorece la construcción de un corazón sano, ya que hace que bombee sangre con mayor facilidad, fortaleciendo así el músculo. En líneas generales, el senderismo mantiene la frecuencia cardíaca constante y aumenta el flujo sanguíneo de músculos y cerebro. @mundiario

3 buenas razones para hacer senderismo a menudo
Comentarios