Buscar

MUNDIARIO

11 razones por las que te viene el período dos veces al mes

No es solo porque “la vida es injusta”.

11 razones por las que te viene el período dos veces al mes
Mujer triste. / Pexels.com.
Mujer triste. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Ya es suficientemente malo lidiar con tu período una vez al mes: los calambres, los cambios de humor, la ropa interior arruinada... ¿pero dos veces?

Resulta que obtener tu período dos veces en un mes no es tan anormal. "El ciclo promedio debe ocurrir cada 21 a 35 días y durar de dos a siete días", explica Lakeisha Richardson, una ginecóloga-obstetra con sede en Greenville, Mississippi.

Entonces, si estás en el extremo más corto de ese espectro, esas matemáticas podrían fácilmente traducirse en obtener tu período dos veces en un mes. Alrededor del 40 al 60 por ciento de las mujeres tendrán algunos períodos irregulares a lo largo de sus vidas.

Pero si eres parte de ese grupo (bastante desafortunado), debes saber esto: "El sangrado irregular puede tener diferentes implicaciones según la edad, el historial médico y los antecedentes familiares. Por lo tanto, es importante buscar orientación en un ginecólogo si tienes hábitos de sangrado persistentes, recurrentes o preocupantes, dice Alyssa Dweck, ginecóloga y autora del libro “The Complete From The A to The Z For Your V”.

Aunque la mayoría de las razones son totalmente benignas, ver a tu médico puede ayudar a identificar la causa. Aquí te decimos lo que podría estar pasando y qué puedes hacer para que tu ciclo vuelva a encarrilarse:

1. Olvidaste tomar tu anticonceptivo

La falta de pastillas anticonceptivas u olvidar su inyección de Depo-Provera siempre causará sangrado irregular. Cada vez que no tomas un método anticonceptivo correctamente, sangrarás porque tiene una retirada brusca de hormonas. Sin embargo, este tipo de sangrado no es una emergencia.

Si continúas con tu control siguiendo las instrucciones, el sangrado se calmará. Solo asegúrate de usar un método anticonceptivo de respaldo para prevenir el embarazo hasta tu próximo período.

2. Estás embarazada

Lo sé: el embarazo significa períodos perdidos. Pero créanlo o no, algunas mujeres sangran de manera irregular si están embarazadas. Manchar durante el embarazo es muy común, especialmente en el primer trimestre y puede ocurrir por varias razones, incluso después de un ejercicio intenso o sexo, o debido a pólipos (lesiones benignas que pueden crecer dentro del útero o cuello uterino y sangrar espontáneamente).

Obviamente, esto se puede descartar con una simple prueba de embarazo, pero trata de no esperar demasiado, pues puede ocurrir un embarazo ectópicos (es decir, cuando se implanta un óvulo fuera del útero), que también puede causar sangrado irregular y convertirse en una emergencia que puede poner en peligro la vida si no se trata.

3. Tienes pólipos uterinos o fibromas

Los problemas uterinos, como los pólipos o los fibromas (lesiones benignas o tumores que pueden crecer en el útero) son muy comunes y pueden estar relacionados con problemas hormonales. Los pólipos uterinos pueden causar sangrado entre períodos, especialmente si se tocan, como durante las relaciones sexuales, y los fibromas pueden causar dolor de espalda, distensión abdominal, anemia, dolor durante el coito y sangrado espontáneo no asociado con el ciclo menstrual.

4. Tienes una infección

Las infecciones vaginales y cervicales son increíblemente molestas por una serie de razones, entre otras, que pueden causar sangrado fuera de tu período. La inflamación o infección del cuello uterino con bacterias como la vaginosis bacteriana o la tricomoniasis puede causar sangrado irregular.

Las infecciones deben tratarse de inmediato, porque las investigaciones han demostrado que las enfermedades de transmisión sexual, como la tricomoniasis, aumentan el riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

5. Tu tiroides no está funcionando correctamente

Una glándula tiroides poco activa o hiperactiva puede hacer que tu período se presente dos veces en un mes. La glándula tiroides está regulada por las hormonas producidas y reguladas en la misma área del cerebro, la pituitaria y el hipotálamo, como las hormonas que controlan la menstruación y la ovulación. Cuando uno está apagado, el otro podría verse afectado".

Esto se diagnostica con un análisis de sangre y generalmente se trata con medicamentos.

6. Tienes PCOS

El Síndrome Ovárico Poliquístico es un desequilibrio hormonal que afecta a entre el 8 y el 20 por ciento de las mujeres, según los Institutos Nacionales de la Salud. Es el resultado de la ovulación menos frecuente o la falta de ovulación, lo que lleva a un desequilibrio de estrógeno, progesterona y testosterona. Uno de los muchos síntomas incluye sangrado irregular.

Otros síntomas comúnmente asociados incluyen acné, dificultad para mantener el peso, crecimiento del vello en lugares típicos de los hombres (como el labio superior o la barbilla) y problemas de fertilidad. Si crees que existe la posibilidad de tener PCOS, programa una cita con tu médico para ser evaluada.

7. Tienes células precancerosas o cancerosas

Cuando se encuentran en el útero y en el cuello uterino, las células precancerosas y cancerosas pueden causar sangrado irregular. Basta con decir que un tumor que crece en el cuello uterino o el útero puede sangrar de forma errática. Un estudio incluso encontró que los períodos irregulares son más propensos a conducir al cáncer de ovario, por lo que la detección temprana es clave.

A estos se les diagnostica una ecografía, una biopsia uterina, una prueba de Papanicolaou y una biopsia del cuello uterino, respectivamente, por lo que, si has descartado otras causas, acude a un examen de ginecología y obstetricia.

8. Estás muy estresada

Los altos niveles de estrés pueden causar periodos más frecuentes o la pérdida total porque las hormonas que hacen que los ovarios se ovulen cada mes, se originan en el cerebro.

Básicamente, cuando estás abrumada en el trabajo o te preocupas por el drama de las relaciones, esas hormonas pueden fallar y afectar tu ciclo de manera negativa. Si sabes que últimamente te has estirado mentalmente hasta el límite, considera hacer algunos ejercicios de yoga o meditación, o hablar con alguien que pueda ayudarte a controlar tu estrés. Te sorprenderá lo mucho que puede ayudar a tu mente y cuerpo.

9. Has estado viajando recientemente

Si regresas de las vacaciones y encuentras un período anterior al esperado para darle la bienvenida a tu hogar, es posible que puedas culpar a dichas vacaciones de tu sangrado irregular. Dependiendo de lo lejos que hayas ido de casa, viajar en exceso puede interrumpir tu período.

Interferir con sus ritmos circadianos, como cambiar las zonas horarias o trabajar en los turnos nocturnos, puede causar cambios en las hormonas que activan tu ciclo.

10. Estás en las primeras etapas de la menopausia

La perimenopausia, que puede comenzar tan temprano como a los treinta y tantos años, puede causar periodos irregulares, incluidos los que son más frecuentes y más pesados ​​de lo habitual.

No hay mucho que puedas hacer aquí (debes dejar que la naturaleza siga su curso), pero hay formas de aliviar los efectos generales de la perimenopausia, como medicamentos u otras terapias, si tu obstetra ha confirmado que eso es lo que está sucediendo.

11. Has ganado mucho peso

El rápido aumento o pérdida de peso y las cantidades excesivas de ejercicio también pueden afectar las hormonas que estimulan la ovulación, cambiando el patrón típico de tu ciclo.

Por lo general, si estás haciendo ejercicio extremo o has tenido bajo peso, tu cuerpo apaga el proceso ovulatorio, pero si tienes un sobrepeso excesivo, es posible que veas que el sangrado irregular ocurre con más o menos frecuencia de lo normal.

Si crees que tu peso puede ser el culpable de tus períodos irregulares, consulta con tu médico.  @mundiario