10 perros ideales para vivir en un piso

Perros pequeños con su dueña. / Nataliya Vaitkevich en Pexels.
Perros pequeños con su dueña. / Nataliya Vaitkevich en Pexels.
Si vives en un piso un perro pequeño notará menos la falta de espacio. Además, si tienen el pelaje corto soltarán menos pelo.
10 perros ideales para vivir en un piso

Los perros son grandes compañeros de vida, ya sea que vivas en un piso o en una casa. Obviamente en una vivienda pequeña disfrutarán de menos espacio para ellos y los paseos deberán realizarse con mayor regularidad: al menos tres paseos diarios si viven en un piso, mientras que si vives en una casa con jardín, dos paseos al día es una buena opción para que puedan salir a descubrir olores nuevos y desfogar su energía, sea esta mucha o poca.

Si piensas en ampliar familia con un perro y vives en un piso, con o sin terraza, es mejor que escojas razas de perros pequeños puesto que notarán menos la falta de espacio, pero recuerda: un perro pequeño no significa que tenga menos energía que uno grande: querrá jugar, salir a pasear y contar con tu atención en determinados momentos. Del mismo modo, si quieres un perro pero no deseas que tu hogar se llene de pelos, deberás decantarte por un perro de pelo corto y evitarás tener “bolas” de pelo rodando por la casa. Eso sí, cero pelos será imposible.

Aquí te aconsejamos siete razas de perro ideales para vivir en un piso:

Pinscher miniatura

Existen tres razas de pinscher: el dóberman, el pinscher alemán y el miniatura. Hablaremos de éste último.

Es un perro pequeño que puede llegar a pesar hasta 6 kilos; si se excede de este peso lo más probable es que el veterinario te sugiera ponerle a dieta. Y eso puede ocurrir con facilidad ya que son muy golosos. Lo mejor es no excederse con el pienso y darle la cantidad necesario que indique la marca que compres y adquirir pienso de buena calidad (fíjate en aquellos que tengan un porcentaje % de carne, pollo y arroz mayor) o pásate a la comida más natural pero siempre, siempre, cuidando no excederte con las cantidades.

Llegan a medir entre 25 y 30 cm de altura y su pelaje es corto, liso y negro con manchas en color marrón. Su pelo no precisa de muchos cuidados, así que con cepillarlo una vez cada semana será suficiente y puedes darle un baño una vez al mes, siempre secándole con una toalla para que no coja frío ya que son perros frioleros. Si va a vivir en climas fríos lo mejor será que salga a pasear abrigado con un jersey o abrigo para perros.

Se trata de un perro activo que requiere paseos, al menos, un total de una hora al día. Si no lo paseas, lo más probable es que destroce algo de tu piso, por ejemplo que muerda tu sofá, se coma tus zapatillas o mordisquée patas de sillas o mesas, cualquier cosa que pille a mano y que le sirva para soltar su energía sobrante no gastada. Por tanto, esta raza es ideal para estar en un piso pero para compartir vida con persona que sean activas y que, además, no pasen muchas horas seguidas fuera de casa ya que es un perro que necesita sentirse acompañado ya sea por humanos o por otros perros.

Son bastante ladradores, sobre todo si no se les corrige la costumbre de ladrar a cualquier ruido que oigan. Por tanto, para no tener problemas con los vecinos, lo mejor será enseñarle a no ladrar ante cualquier ligera perturbación.

Por último, son perros muy inteligentes y poco tozudos. Así que, aprenden rápido todo aquello que les enseñes.

Caniche

Hablamos de esta raza en su versión toy, aquella cuyos ejemplares no deben superar los 4,5 kilos de peso y suelen alcanzar una altura no mayor de 28 cm.

Es un perro activo, muy juguetón, y aficionado a dar paseos (esto último, como cualquier perro), por lo que para evitar destrozos en casa, sobre todo en sus primer año de vida, conviene cansarlo y entretenerle. Aunque, a su favor, es justo decir que no son razas muy destrozonas. Además, al igual que el pinscher, es un perro que aprende fácilmente así que tendrás oportunidad de adiestrarlo y enseñarle trucos.

Su pelo rizado no muda, por lo que apenas sueltan pelo y tu piso podrá mantenerse por más tiempo limpio. Eso sí, su cabello debe ser recortado, preferiblemente por un profesional. Aunque tú mismo puedes y debes peinarlo casi a diario.

Carlino

Este tipo de raza es de complexión robusta y musculosa. Pueden llegar a pesar hasta 8 kilos y medir entre 25 a 33 cm de alto. Cualquier exceso de peso será contraproducente para él y es probable que engorde ya que son unos goloso. El mayor cuidado que requiere no está en su pelaje corto sino es sus ojos y hocico. Los ojos debes limpiárselos con suero fisiológico para eliminar las molestas legañas y el pliegue del hocio, esa arruguita encima de la trufa, debes limpiarla a diario con el mismo suero para que no le surjan eczemas provocados pro el propio pliegue.

No es tan activo como las dos anteriores razas, por lo que es ideal para personas más sedentarias. Eso día, los paseos diarios son sagrados, aunque, sobre todo en verano, evita paseos o jugar con él en momentos de alto calor ya que podría tener problemas respiratorios.

Para enseñarle consignas como “siéntate”, “quieto”, etc. hay que mostrarse firme ya que son un poco tercos. A parte de eso, son perros muy cariñosos y sociables.

Galgo italiano

Si te gustan los galgos pero dispones de un espacio reducido, esta raza es la mejor opción alternativa ya que de adultos llegan a medir entre 32 a 38 cm, y a pesar entre 3,5 a 5 kilos.

Como a su “hermano” mayor, son perros que  necesitan correr, así que, si te decantas por esta raza los paseos deben ser por zonas o parques caninos donde puedas soltarlo y que pueda correr libremente. Importante: mejor zonas cercadas, como los mencionados parques caninos, ya que su instinto cazador puede hacer que se escape tras una presa y le pierdas de vista. Recuerda: un galgo italiano necesita, como mínimo, una hora de ejercicio diaria.

Su pelaje es corto y apenas necesita cuidados.

En cuanto a su carácter, es un perro que necesita mucha socialización desde cachorros ya que suelen ser desconfiados. Si no vas a poder mezclarlo con otros perros y otras personas, mejor elige otra raza. Son cariñosos con su dueño o les encanta acurrucarse para huir del frío.

Beagle

Esta raza es muy independiente a la vez que extrovertido. Su complexión robusta hará que de adultos lleguen a pesar hasta 11 kg. con una altura de unos 40 cm. Es fácil que se pase de peso ya que le encanta comer, así que siempre pedirá más, pero lo mejor es mantenerse firme en este aspecto.

El Beagle es muy curioso, además de un gran rastreador, por lo que necesita bastante actividad física, al menos dos horas al día, y compañía. Si te ausentas muchas hogar de tu hogar, esta raza no es tu elección más adecuada. Además, necesita un adiestramiento firme porque no suele atender a la llamada, precisamente por su enorme curiosidad y su fuerte instinto cazador.

Su pelaje es corto y solo necesitará un cepillado semanal y un baño mensual para eliminar la suciedad. Las orejas son el punto que más hay que revisar y limpiar para evitar infecciones.

Teckel

Conocido mayormente como perro salchicha hay tres tipos según su peso: kanichen (peso máximo de 3,5 kg), enano (peso máximo de 4 kg) y estándar (peso máximo de 9 kg). Su altura va desde los 17 a los 25 cm.

Son perros juguetones y valientes, además de ejemplares con un gran olfato que pueden seguir un rastro con facilidad. Necesitan sus paseos diarios y socializar con otros perros, pero no es bueno el ejercicio en exceso para no dañar su larga espalda. Tres paseos diarios de 20 minutos pueden ser suficiente para un teckel.

Es importante que le corrijas si ladra ante cualquier sonido en el piso ya que si toma por costumbre ladrar por todo, puede llegar a ser molesto. Y deberás tener paciencia con las correcciones y enseñanzas ya que son algo tercos.

Fox terrier

En esta ocasión hablaremos del Fox terrier de pelo duro al que muchos relacionarán con Milú, el perro del reportero más famoso de los cómic: Tintín.

Puede llegar a pesar hasta 8 kg y alcanzar los 39 cm de altura. Su pelo duro necesita un cepillado diario para evitar los nudos.

Son perros enérgicos por lo que necesitan una buena y constante educación para que no sea hagan los dueños de la casa y unos pequeños dictadores. Por tanto, deberás invertir tiempo en su educación, quizá más que con otras razas. Además, dada su energía necesita de, como mínimo una hora de ejercicio fuera de casa y cierta atención en el hogar ya que se aburre fácilmente y puede llegar a ser bastante destrozón.

Bulldog

Hablaremos en esta ocasión del bulldog inglés, definitivamente la mejor raza para personas sedentarias ya que no precisa de muchas sesiones diarias de ejercicio aunque, de nuevo decimos, los paseos diarios son sagrados.

A pesar de su tamaño pequeño, alcanza una altura de unos 35 cm., su peso es muy superior a otra razas de esa altura puesto que puede llegar a alcanzar los 25 kg. Es altamente recomendable vigilar su alimentación y las chucherías extra que le demos ya que un exceso de peso puede derivar en graves problemas de salud, sobre todo porque no son perros que se ejerciten mucho o que puedan hacerlo debido a sus peculiaridades respiratorias.

Hay que evitar el exceso de peso, el exceso de ejercicio y el exceso de calor.

Una curiosidad en el cuidado de su pelo corto: péinalo con una manopla de goma para eliminar el pelo muerto. También debes limpiarle los lagrimales y las arrugas con suero fisiológico para evitar eczemas en la piel.

Son perros muy amigables y pacíficos pero también testarudos. Edúcalo con paciencia y mano firme.

Chihuahua

En esta raza podemos encontrar los de pelo largo y los de pelo suave. Estos últimos sueltan menos pelo pero, de todos modos, pro su pequeño tamaño, el exceso de pelo será escaso.

Estos son los perros más pequeños de nuestra lista, apenas llegan a los 3 kg de peso y los 23 cm de altura como mucho.

Su pequeño tamaño contrasta con su gran inteligencia puesto que aprenden rápido. Su educación debe centrarse sobre todo en la sociabilización ya que no aceptan bien a los desconocidos, se ponen nerviosos con facilidad y tienden a ladrar mucho. Si optas por un chihuahua lo mejor es que, durante los paseos, lo mezcles con mas gente y otros perros, a pesar de su pequeño tamaño… Quizá lo ideal es que lo mezcles con más perros de su tamaño o encuentres algún club de chihuahuas. De todas maneras, si esto no fuera posible, ten en cuenta que le costará aceptar a los desconocidos y que lo mejor para que aprenda a socializar es NO cogerlo en brazos.

No necesitan largos paseos pero sí necesitan paseos diarios de al menos 20 minutos cada uno.

Pomerania

El segundo más pequeño de nuestra lista tras el chihuahua. De máximo 2,5 kg y 30 cm de altura. Son perros de pelo largo y duro que hay que cepillar a diario con peines de púas gruesas. Muda pelo por lo que sí tendrás bolitas de pelo en casa, pero por su pequeño tamaño tampoco será algo excesivo.

Son perros que no necesitan mucho ejercicio por lo que paseos cortos de 20 minutos serán suficiente para ellos. Eso sí, son grandes corredores y muy juguetones, así que querrá jugar contigo pero con cuidado, su pequeño tamaño les hace frágiles a pesar de que parezcan pequeños leones por su pelaje. No son robustos en absoluto.

Les encanta vivir en familia y hacer vida social por lo que, siempre que puedas, a mayores de los paseos, llévatelo de terraceo ;)

Por último, no hay que olvidar la gran cantidad de perreras o protectoras de animales que hay donde se pueden adoptar perros de cualquier tamaño, muchos de ellos ya adultos por lo que nos ahorraremos los primeros años de educación cuando son cachorros. Eso sí, son perros que, habitualmente, vienen de un pasado oscuro, un presente aciago y lo que necesitan es un futuro luminoso. No lo olvides. @mundiario

10 perros ideales para vivir en un piso
Comentarios