Historias de las Copas del Mundo: Balones de Oro que golearon en finales

Arrib: Zinedine Zidane, Ronaldo Nazário y  Karl-Heinz Rummenigge. Abajo: Paolo Rossi, Gerd Müller y Josef Masopust. / Rafael Adolfo Vásquez
Arrib: Zinedine Zidane, Ronaldo Nazário y Karl-Heinz Rummenigge. Abajo: Paolo Rossi, Gerd Müller y Josef Masopust. / Rafael Adolfo Vásquez
El Balón de Oro se entregó por primera vez en 1956 pero únicamente 6 de 45 ganadores han logrado meter al menos un gol, en el partido decisivo de una Copa del Mundo.
Historias de las Copas del Mundo: Balones de Oro que golearon en finales

La final del Mundial de Fútbol de 1962 sirvió para convertir a Brasil en el primer y único campeón hasta la fecha que levanta la copa dos veces sucesivas en dos continentes distintos. El Estadio Nacional de Santiago también fue testigo de otro hecho sin precedentes, que se certificaría meses después de la finalización del torneo organizado por la FIFA. El enfrentamiento entre el gigante sudamericano y Checoslovaquia convirtió a Josef Masopust, el genial cerebro de la selección dirigida por Rudolf Vytlačil, en el primer futbolista que ganaría el Balón de Oro y que anota un gol en el partido decisivo de la Copa. 

Esto sucedió en el minuto 15 cuando desde la banda derecha Tomáš Pospíchal trasladó el balón hasta la puerta del área grande defendida por los brasileños y ante la pasividad de los zagueros filtró el esférico, para que Masopust anotara el primer tanto de la finalísima, ante el asombro de los presentes que seguramente creían que los Garrincha, Didí y compañía le pasarían por encima de los checoslovacos, pero la acción del mediocentro fue contrarrestada dos minutos más tarde por AmarildoEl atacante empató las acciones y le dio alas a su equipo para terminar imponiéndose 3-1.

Aunque la derrota impidió a la nación centroeuropea alzarse con su primer título mundial, algo que también estuvo a punto de conseguir en el torneo organizado por Italia en 1934 y en el cual cayeron ante la azzurra dirigida por Vittorio Pozzo, el único consuelo que se llevaron fue que su mejor futbolista, meses después consiguió el premio al mejor jugador europeo del año o lo que es igual al Balón de Oro de 1962, en una cerrada lucha con el portugués Eusebio (Benfica) y el alemán Karl-Heinz Schnellinger (Colonia). 

Masopust siendo jugador del Dukla Praga abrió la senda que también recorrieron otros grandes mitos del balompié, leyendas que fueron capaces de dejar su rúbrica en forma de gol en el máximo torneo deportivo del mundo tras los Juegos Olímpicos. Después de la gesta del centrocampista  nacido en Střimice (1931) el siguiente en besar la gloria fue un mito de Alemania y del Bayern Múnich.

El bombardero que dejó sin Copa a Cruyff

Gerd Müller logró el Balón de Oro en 1970, para dar un salto desde el tercer puesto que ocupó tan solo un año antes y grabar su nombre entre los ganadores del prestigioso trofeo. Cuatro años más tarde en el Estadio Olímpico de Múnich, el 13 de la Alemania Federal entrenada por Helmut Schön y capitaneada por Franz Beckenbauer consiguió su segundo campeonato de su historia, gracias a un tanto del propio Müller en el minuto 43, que rompió el empate entre los Países Bajos después de una asistencia de Rainer Bonhof desde la derecha.  

Aunque al frente estaba el genial Johan Cruyff vigente ganador del premio y que ese año se lo llevaría nuevamente, el gol de Gerd fue suficiente para impedir la consagración de la Naranja Mecánica con su fútbol total. Aquel gol y esa victoria fue además durante su última presentación representando a su selección, porque no volvió a jugar más a pesar que estuvo activo hasta 1979 con el gigante bávaro. 

Rossi: Lo ganó todo en España 82 

Ocho años después el turno correspondió a Paolo Rossi. El habilidoso jugador de la Juventus de Turín venía de una suspensión por estar vinculado a una trama de apuestas del Totonero, que terminó con varios futbolistas sin ver acción durante dos años por inhabilitación y con el AC Milan y la Lazio descendidos administrativamente a la Serie B. No obstante, Enzo Bearzot se lo llevó al Mundial de España de 1982, y justamente cuando nadie lo esperaba su genio goleador explotó después de pasar prácticamente desapercibido en los cuatro duelos anteriores, en el que sólo destacó por una asistencia a  Francesco Graziani en el encuentro ante Camerún en la primera fase. 

Brasil fue la primera víctima de El Bambino de Oro. Su tripleta ante los dirigidos por Tele Santana dejó fríos a los torcedores del país sudamericano, cuando nadie daba un centavo por las aspiraciones de los italianos Rossi se comió en tres platos a sus formidables adversarios con un remate de cabeza y dos tiros con la derecha. Los asistentes al Estadio de Sarriá en Barcelona no daban crédito, porque el gran favorito quedaba apeado en un abrir y cerrar de ojos. Paolo volvió a ser fundamental para el encuentro del Camp Nou ante los Polacos con dos tantos más y cerró su inolvidable actuación del torneo con un tanto en el minuto 57 gracias a un certero centro de Claudio Gentile.

Ya con la pizarra 1-1 llegó el vendaval de los transalpinos con goles de Marco Tardelli y Alessandro Altobelli que le sirvieron para que Italia obtuviera el tricampeonato y tocara el cielo una vez más después de 44 años de sequía mundialista. Rossi literalmente lo ganó todo porque obtuvo la Copa del Mundo, el Balón de Oro del Mundial (Jugador Más Valioso), la Bota de Oro como máximo goleador y además se convirtió en el tercer italiano (si contamos a Omar Sívori) que gana el Balón de Oro

Un gol que le metió el miedo en el cuerpo a la albiceleste del Pelusa

Veinticuatro años más tarde, Karl-Heinz Rummenigge vivió el mismo trago amargo que le tocó probar a Masopust. El estelar atacante del Inter de Milán y ya veterano de mil batallas llegaba a México 86 ya sin la vitola de titular de Alemania Federal, sin embargo su seleccionador Franz Beckebauer en los últimos cuatro choques del torneo, entre ellos en la finalísima ante la Argentina de Diego Armando Maradona. Con el marcador 2-0, el delantero marcó un tanto después de un tiro de esquina lanzado por Andreas Brehme y que fue cabeceado por Rudy Völler, para que el 11 germano recortara distancias sin que el guardameta argentino Nery Pumpido pudiera hacer algo por evitarlo en el 73.

La diana del capitán de la nación europea sirvió de inspiración para que sus compañeros buscaran el empate, algo que consiguieron por intermedio de Völler, pero Maradona evitó que la fiesta de sus paisanos se arruinara sacándose una asistencia fenomenal, que le permitió a Jorge Burruchaga posicionarse en una gran posición para batir a Toni Schumacher cuando el reloj estaba en el minuto 84. 

Doce años pasaron y el turno fue para Zidane

En plena era de Ronaldo Nazário, un talentoso centrocampista francés hacía de las suyas en la Juventus de Turín y en la selección gala. Zinedine Zidane era el contrapeso a la figura del Fenómeno que cautivó al mundo con sus goles con el FC Barcelona y en el Inter de Milán. Únicamente dos votos evitaron que fuera unánime su triunfo en 1997, una temporada marcada por una de las mejores actuaciones jamás vista en un jugador de fútbol, que infundía terror entre las defensas rivales. Con 21 años el letal atacante llegaba a Francia 1998 con la intención de ayudar a Brasil a conseguir el pentacampeonato, pero Zizou se encargó de silenciar la fiesta para el beneplácito de los franceses en su propia tierra. 

El crack marsellés se convirtió en el héroe de la final en el Estadio Saint-Denis con dos goles de cabeza. El primero llegó en el minuto 27 gracias a un servicio de Emmanuel Petit y con descuido de Leonardo en la marca, que posibilitaron que la esférica se alojara en el fondo de la red protegida por Claudio Taffarel. Posteriormente Youri Djorkaeff fue el encargado de ayudar al diez francés en el 45, a pesar del intento de Dunga de evitar el testarazo. 

Aunque el astro de la Vecchia Signora perdió la final de la Champions League ante el Real Madrid, su magnífica temporada se coronó con la obtención de la primera Copa del Mundo para su país, que además le permitió ganar su primer y único Balón de Oro, que lo levantó el 22 de diciembre de ese año. 

La revancha del nueve de la canarinha se hizo sentir

Después de la decepción en tierras francesas, a Ronaldo y Brasil le llegó el turno de la reivindicación en el Mundial de Corea-Japón 2002.  Las lesiones casi retiran al centro atacante a sus 25 años, pero aún así pudo levantarse y renacer de sus cenizas. Su equipo en el Calcio, el Inter de Milán perdió amargamente sus chances de ganar el título en la última jornada. Probablemente impulsado por las ganas de callar bocas y con la rabia todavía en el cuerpo después del triste momento, sin olvidar lo ocurrido cuatro años atrás en la capital francesa, el goleador llegó al continente asiático con un solo objetivo: levantar el título. 

No solo cumplió con su misión, además fue el máximo goleador del torneo con 8 y de paso anotó los dos tantos del partido decisivo contra el seleccionado de Alemania y con Oliver Kahn en el arco. Precisamente el portero y capitán del conjunto germano cometió un error que puso en bandeja el balón para que el 9 del scratch pusiera el 1-0 en el 67,cuando el jugador del Bayern no pudo controlar un balón disparado por Rivaldo

Nuevamente Rivaldo y Ronaldo hacen de las suyas en el césped del Estadio Internacional de Yokohama. El 10 del FC Barcelona deja pasar un balón que mandó desde la derecha Kléberson para que en el minuto 79, el Fenómeno sumara su segundo gol de la jornada y el que decidió el partido, para brindarle a Brasil su último quinto entorchado mundialista y que hasta ahora es el último de su historia. Su actuación en el campeonato fue fundamental para recibir el Balón de Oro, cuando ya era futbolista del Real Madrid

Héroe y villano: ¿Qué hiciste Zizou?

El único de este selecto club que ha logrado marcar en dos mundiales ha sido Zinedine Zidane. Justamente era en el año de su despedida como jugador activo, cuando demostró en la Copa de Alemania 2006 que aún tenía magia suficiente como para levantar al público con sus genialidades. El madridista se encargó de eliminar a España y a la favorita Brasil. En las semifinales también tomó la batuta y se encargó de vencer a la Portugal de Luis Figo en la cual ya destacaba un joven Cristiano Ronaldo

Francia llegaba a la finalísima del Estadio Olímpico de Berlín siendo favorito aunque comenzó muy mal su trayectoria, tanto así que muchos apostaban que quedarían eliminados en el grupo G, como ocurrió cuatro años antes en Corea-Japón 2002, pero a pesar de tantas adversidades lograron sobreponerse y plantarse en el partido definitivo, frente a Italia

En el minuto 7 después de una falta cometida por Marco Materazzi sobre Florent Malouda y cobrada por el árbitro argentino Horacio Elizondo, Zinedine Zidane al estilo Panenka se encarga de poner por delante a sus compañeros. Más tarde Materazzi se encarga de igualar las acciones con un gran gol de cabeza en el 19. Precisamente los dos goleadores de la final volverían a ser protagonistas, pero por un altercado que provocó la roja del francés. 

 Sin Zizou desde el minuto 110, los galos aguantaron tanto como pudieron para llevar la definición hasta los lanzamientos de pena máxima. Los dirigidos por Marcello Lippi no fallaron y aprovecharon el error en la ejecución de David Trezeguet para proclamarse campeones. Francia lloró la derrota aunque Zidane fue designado el mejor jugador del torneo. 

¿Quiénes tienen la oportunidad de emular a todas estas leyendas?

Ya han pasado dieciséis años desde que un Balón de Oro (o futuro ganador) deja su impronta goleadora en una final de un Mundial. Ahora los únicos ganadores vigentes son Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Luka Modric; Karim Benzema podría ser el otro si finalmente gana el galardón, después de su maravillosa temporada con el Real Madrid, pero todo puede ocurrir el próximo 18 de diciembre en el Estadio Icónico de Lusail, sede de la final del Mundial de Qatar 2022.

Kylian Mbappé, Vinícius Jr., Robert Lewandowski, Neymar son algunos de los nombres que aspiran a dejar una marca en los libros de récords para agrandar sus leyendas. Falta poco más de tres meses y once días para salir de la duda de lo que ocurrirá. @mundiario 

Historias de las Copas del Mundo: Balones de Oro que golearon en finales
Comentarios