Los sindicatos perciben un complot corporativo para sacar Nissan de Barcelona

Captura del proceso de producción de una las plantas Nissan en Barcelona_opt (1)
Captura del proceso de producción de una las plantas Nissan en Barcelona. / RRSS
Para la UGT hay una clara estrategia entre los grupos Renault-Nissan-Mitsubishi para sacar a la marca nipona de la capital catalana.
Los sindicatos perciben un complot corporativo para sacar Nissan de Barcelona

La UGT no tiene el panorama tan claro. Para el grupo sindical la salida de Nissan de Barcelona tiene que ver más a una maniobra corporativa que a una salida ante crisis económica que afecta a la industria automoción en el mundo. Al parecer la idea es terminar por desaparecer al grupo nipón en el continente europeo.

"Hay estrategia de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi para debilitar y hacer desaparecer a su socio Nissan en Europa", es lo que reza en un comunicado de la UGT ante la situación complicada que se viene con el cese de operaciones en las plantas  de Nissan en Barcelona, lo que significaría el despido de unas 20 mil personas que hace vida allí de forma directa e indirecta.

La UGT critica abiertamente la postura de Nissan de cesar actividades en sus plantas, luego de 20 días de huelga. “Lo único que parece importar a la dirección de la alianza es cómo de fortalecidos van a salir" con la reestructuración anunciada para el jueves, y habla literalmente de una guerra silenciosa de estas compañías por el control de la alianza.

Quizás también te interese:

Nissan anuncia que cierra su fábrica de Barcelona y ahora producirá en las plantas de Renault

En alusión implícita a Renault, advierte: "No podemos permitir que se rompa el equilibrio de la alianza en favor de un solo socio, que está siendo presionado por el Gobierno francés, del que depende accionarialmente, para que reubique o renacionalice las producciones de la marca si quiere ayudas de Estado", ya que eso dejaría pocas posibilidades de supervivencia a las plantas de Nissan", asegura.

Con esta situación solo pierden los empleados y la economía española que está sufriendo dos meses de contracción tras el parón, producto del Estado de Alarma que promulgó el Gobierno presidido por Pedro Sánchez, el cual está siendo flexibilizado para recuperar en cierto modo a la industria y todas las actividades económicas del país. @Mundiario

Los sindicatos perciben un complot corporativo para sacar Nissan de Barcelona
Comentarios