¿Hay que asegurar un coche clásico aunque no se utilice?

Coches clásicos.
Coches clásicos.
La Ley Reguladora de las Haciendas Locales considera vehículos clásicos aquellos con una antigüedad de 25 años o más. Los automóviles clásicos catalogados como históricos, el Real Decreto 920/2017 observa que deben haber sido fabricados o matriculados hace 30 años como mínimo.
¿Hay que asegurar un coche clásico aunque no se utilice?

La Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor obliga a asegurar un coche clásico. Pero, ¿también es así en los casos en los que el automóvil no se use?

Al adquirir un automóvil clásico, sus propietarios tienen que hacer frente a una serie de obligaciones legales. Entre ellas, acudir a la inspección técnica de vehículos (ITV) en los plazos establecidos en la normativa y, en función de la ordenanza municipal, satisfacer el impuesto de circulación –en algunos municipios se aplican bonificaciones o exenciones–.

Asimismo, han de suscribir una póliza con una compañía especializada en seguros para coches clásicos. Pero, ¿qué sucede en los casos en los que un automóvil va a estar mucho tiempo parado? En situaciones así, ¿hay que asegurar un coche clásico aunque no se utilice?

El seguro de coche clásico, obligatorio

Si bien no existe una norma específica que los defina, la Ley Reguladora de las Haciendas Locales considera vehículos clásicos aquellos con una antigüedad de 25 años o más. En cuanto a los automóviles clásicos catalogados como históricos, el Real Decreto 920/2017 observa que deben haber sido fabricados o matriculados hace 30 años como mínimo.

Independientemente de su denominación, este tipo de coches, como cualquier otro automóvil, debe estar asegurado. Así lo establece la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor. Por lo tanto, asegurar un coche clásico es un requisito legal a cumplir. Con la contratación de un seguro, el dueño estará cubierto en el supuesto de causar daños materiales o personales a terceros con el vehículo.

¿Hay que asegurar un coche clásico que no se usa?

Al respecto, los siniestros del ramo de autos suelen relacionarse con accidentes de circulación. Sin embargo, también pueden producirse cuando un vehículo se encuentre estacionado.

En el caso de los coches clásicos, algunos permanecen durante largos periodos de tiempo en plazas de garaje comunitarias. En situaciones así, aunque no sea algo habitual, podría producirse un cortocircuito en el vehículo que ocasionase un incendio. De igual manera, olvidarse de accionar el freno de mano puede provocar que el automóvil se desplace por inercia y colisione contra otro vehículo o atropelle a una persona. En ambos casos, se corre el peligro de causar daños a terceros.

Coche clásico sin seguro: ¿cuál es la multa?

Por dicho motivo, es esencial suscribir una póliza de seguro que incluya, al menos, la garantía de Responsabilidad Civil obligatoria. No hacerlo supone arriesgarse a pagar una multa que oscila entre 601 y 3.005 euros. Y también a resarcir los daños originados.

Actualmente, es posible asegurar un coche clásico con un antigüedad de 20 años o más por poco dinero. Y también personalizarlo con las coberturas que cada usuario necesite: Robo e Incendio, Daños Propios, Accidentes del Conductor, Asistencia en Viaje… Lo importante, recomiendan los expertos, es confiar en compañías con experiencia en esta clase de productos.

Alternativa de la DGT: baja temporal durante un año

Si, finalmente, el propietario de un coche clásico decide no contratar un seguro, la única alternativa legal para quedar exento de dicha obligación es dar de baja el vehículo en la DGT y guardarlo en una propiedad privada. En relación a esta última condición, el organismo autónomo explica que cualquier automóvil estacionado en la vía pública ha de estar asegurado y con la ITV en vigor.

¿Hay que asegurar un coche clásico aunque no se utilice?
Comentarios