Buscar

MUNDIARIO

Nissan se mete en problemas ante la popularidad de su coche eléctrico LEAF

El vehículo fue el más vendido de los de su sector en Europa pero la demanda podría hacer colapsar a uno de sus proveedores.

Nissan se mete en problemas ante la popularidad de su coche eléctrico LEAF
Imagen del Nissan Leaf. / Twitter
Imagen del Nissan Leaf. / Twitter

Firma

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández

El autor, GUILLERMO FERNÁNDEZ, es colaborador de MUNDIARIO, donde escribe, preferentemente, sobre fútbol. @mundiario

Nissan podría sufrir serios aprietos a raíz de la popularida de su coche eléctrico LEAF. El vehículo fue el más vendido de su sector en Europa, una bendición y maldición puesto que la empresa que provee las baterías para esta marca, Envision AESC, no se siente capacitada para abastecer la demanda cada vez más grande del mismo, que apuntala la llegada del e+, un integrante de la familia LEAF pero con una batería de mayor capacidad y, por consiguiente, autonomía.

Es precisamente la habilidad para fabricar coches lo que puso a este modelo a la cabeza de los coches eléctricos en Europa. Tan solo el año pasado, según estadísticas de la compañía japonesa, se vendieron hasta 40.000 ejemplares. En España la cifra de ventas fue de 1.264 vehículos, de acuerdo a la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicleta (Aniacam).

La proveedora de baterías tiene factorías en Europa, puntualmente en el Reino Unido, una en Estados Unidas y una tercera en Japón. La británica es la que fabrica las baterías de menor capacidad, pues se cifra en 1,9 GWh, en tanto que las de Japón y Estados Unidos son de 2,6 GWh y 3 GWh, respectivamente.

En 2018 y haciéndose cargo de la producción del Nissan LEAF de 40 kWh, la fábrica subió a los 1,6 GWh. No obstante, el nacimiento del LEAF e+ potenciará la demanda de capacidad, pues su batería será de 62 kWh. Eso se dice sin mencionar que la misma factoría abastece a la furgoneta eléctrica e-NV200.

Así las cosas, Envision AESC tendrá serios problemas para cubrir la demanda con la que Nissan espera enfrentarse en este 2019 con su LEAF e+. Para rematar el santo problema de la fabricante, este nuevo coche cuenta ya con 3.000 reservas apenas un par de semanas después de su presentación. El precio de este coche será de 42.950 euros, 6.500 euros más que la versión regular.

Por lo tanto, Nissan se podría ver obligada a importar las baterías a fin de asumir una producción más elevada. El LEAF se ensamba en Reino Unido, Japón y EstadosUnidos, por lo que Nissan no necesitaba trasladar nada, lo cual disminuía notablemente sus costos. Si al final termina importando cuando menos una parte de estas baterías, obviamente el precio final a los clientes aumentará.

No hay mayores opciones en este punto. Nissan asumiría grandes costos si importa las baterías de Reino Unido a su planta en Barcelona, pero también lo haría si las encarga a la fábrica que Envision AESC abrirá en China, donde fabricará baterias de 20 GWh de capacidad.

A esto también hay que sumar el impacto de la subida de aranceles que traerá la guerra comercial que libran China y Estados Unidos. La Casa Blanca lleva ya semanas procesando el aumento del 10% al 25% en las tarifas para productos llegados desde la gran potencia asiática, lo cual traerá consecuencias para la economía global.

Por si todo esto fuera poco, la sombra del Brexit sigue en el horizonte. El proveedor de Nissan tiene su principal planta en el Reino Unido, por lo que la retirada de éste de la Unión Europea hace peligrar cada movimiento. Nissan, de hecho, canceló la producción de su X-Trail, que se ensamblaría en la planta de Sunderland, Inglaterra, precisamente en espera de qué determinen Londres y Bruselas. @mundiario