Buscar

MUNDIARIO

El negocio de las baterías para coches eléctricos que España no puede dejar escapar

Tesla y su proveedor de baterías Panasonic son los mayores fabricantes de baterías para coches eléctricos, según el último ranking realizado por Bloomberg New Energy Finance.

El negocio de las baterías para coches eléctricos que España no puede dejar escapar
Baterías coche eléctrico modelo Tesla. / Tesla
Baterías coche eléctrico modelo Tesla. / Tesla

Firma

Claudia Silver

Claudia Silver

La autora, CLAUDIA SILVER, es analista de tendencias y de moda. Escribe para Lifestyle y Motor en @mundiario

El año 2019 comenzaba con una gran oportunidad de negocio para España: la fabricación de baterías para coches eléctricos en territorio nacional. El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, aseguraba a principios de mes que es casi "obligatorio" que se fabriquen baterías para coches eléctricos en el territorio nacional, si las plantas españolas de vehículos quieren producir automóviles eléctricos en el futuro.

En la actualidad, los mayores fabricantes de estas baterías son Tesla y su proovedor Panasonic, seguida de la empresa china BYD, la coreana LG Chem, la también china CATL, la coreana Samsung SDi y la china AESC. De entre todas ellas, destaca CATL quien en la actualidad tiene contratos de suministro con 22 diferentes fabricantes de vehículos eléctricos, incluidos BMW, VW y Daimler en Europa, y Toyota, Nissan, Honda y Hyundai en Asia.

Por su parte, otra compañía china que aparece en este top five, BYD, está construyendo lo que presumiblemente se convertirá en la fábrica de baterías de vehículos más grande del mundo. La planta tendrá una capacidad anual de 24 gigavatios-hora cuando esté completamente en uso en 2019, potencia suficiente para equipar 1.2 millones de coches eléctricos. BYD también está ampliando la producción para vender baterías a otros fabricantes de automóviles.

Entre todo este podería chino, hace unos días se conocía la noticia de que la empresa china DLG Energy está estudiando emplazar una fábrica de baterías de coches eléctricos en Zaragoza para dar cobertura al sur de Europa. Si estas negociaciones dan sus frutos, iría en línea de lo que declaraba Blanco: "No es una opción, es prácticamente obligatorio. Si España quiere estar fabricando vehículos eléctricos en los próximos años tendrá que tener fábricas de baterías".

Además, hay que tener en cuenta que el sector de la automoción enfrenta profundos cambios como ya se ponía de relieve en este reciente artículo publicado en MUNDIARIO. Entre estos cambios o tendencias destacan la digitalización de la industria, el vehículo conectado o el coche autónomo y un cambio de modelo de negocio como será el pasar de vender vehículos a vender kilómetros, con la movilidad como servicio y con el reto final de las emisiones, aspectos destacados por el propio secretario general de Industria y de la Pyme.

Por tanto, España tiene ahora mismo la oportunidad de ser país que albergue la producción de baterías para coches eléctricos y ofrecer múltiples puestos de trabajo en el país, más aún teniendo en cuenta que los grandes fabriantes chinos planean establecer fábricas en el extranjero como no solo es el caso de DLG Energy sino también de BYD. @mundiario