Buscar

MUNDIARIO

La Mitsubishi espera cerrar el año con € 224 millones en pérdidas

La empresa nipona no tiene buenas expectativas con el presente año. Sus estimaciones son realistas con el daño hecho al sector por parte de la Covid-19 en todo el mundo.

La Mitsubishi espera cerrar el año con € 224 millones en pérdidas
Fachada de un concesionario Mitsubishi. / RRSS
Fachada de un concesionario Mitsubishi. / RRSS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Las expectativas no son alentadoras. Mitsubishi está claro que este año será un periodo terrible financieramente hablando. Sus proyecciones indican las pérdidas rondarán los 224 millones de euros una cifra que preocupa a los ejecutivos. Según sus cálculos la compañía esperaba ganar unos 43 millones, pero todo indica que esto no será posible a pesar de la voluntad por revertir los escenarios.

Dentro de los números de la compañía se esperaba ingresar unos 19 mil 500 millones de euros en todo el mundo, más o menos un 7,3% menos de lo ingresado en el 2019, pero no estaba en el panorama una crisis global producto de la pandemia ocasionada por la Covid-19. De esta forma los ejecutivos esperaban un beneficio operativo calculado en los 103 millones de euros, es decir 60% menos que las expectativas económicas de la empresa. Esto redundará en pérdidas del 90% en relación a lo recaudado el año pasado.

De esta manera, el beneficio neto de Mitsubishi pasará de unos 132.871 millones de yenes (1.080 millones de euros) en el ejercicio de 2018-2019 a unas pérdidas de 224 millones de euros para este año.

Mitsubishi explica que la brusca diferencia en los números al comparar lo hecho en el 2019 se debe al gran impacto que ha tenido esta enfermedad con las ventas en los cuatro primeros meses del presente año y se espera que la situación no se normalice del todo, afectando enormemente a las ventas.

"A pesar de los esfuerzos para reducir aún más los costes con la intención de conseguir en un entorno hostil las previsiones anunciadas en noviembre, el fuerte deterioro de la demanda superó ampliamente nuestras expectativas", expresó la empresa. @Mundiario