Llega Omoda: Barcelona acogerá la primera fábrica de coches chinos en Europa

El modelo Omoda, de Chery. / Mundiario
El modelo Omoda, de Chery. / Mundiario
Chery es el gigante chino que ha elegido España para desembarcar con sus coches en Europa.
Llega Omoda: Barcelona acogerá la primera fábrica de coches chinos en Europa

El panorama de la industria automotriz en Barcelona está experimentando un giro con la noticia del inminente acuerdo entre Chery, el gigante automotriz chino, y Btech, una empresa española. Este acuerdo marcará un hito significativo al convertir la antigua fábrica de Nissan en Zona Franca en un centro de ensamblaje de vehículos eléctricos Omoda, lo que promete una revitalización para la zona y una nueva fuente de empleo para el área metropolitana barcelonesa.

La alianza entre Chery y Btech, que se espera cerrar en breve, representa un paso audaz hacia el futuro de la industria automotriz en Barcelona. La creación de una sociedad conjunta para ensamblar los vehículos eléctricos Omoda demuestra un compromiso sólido con la innovación y la sostenibilidad en un momento en que el mundo busca alternativas más limpias y eficientes en materia de transporte.

El anuncio público de este acuerdo, programado para el viernes 19 de abril, ha generado gran expectación, con la presencia anticipada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como altos mandatarios del Govern de la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Barcelona. Aunque el acuerdo aún no está completamente cerrado, las partes involucradas expresan optimismo y confianza en su pronta ratificación.

El impacto económico y social de esta iniciativa es considerable. Se espera que la inversión de Chery y la creación de más de 1.000 puestos de trabajo directos no solo revitalicen la antigua fábrica de Nissan, sino que también impulsen el sector de la automoción en Cataluña y contribuyan a la transición hacia la movilidad eléctrica, un objetivo prioritario en la agenda actual.

Este acuerdo también representa el fin de una búsqueda ardua y, en cierto modo, dolorosa, tras la partida de Nissan en 2021. La llegada de Chery brinda esperanza y estabilidad a los 600 trabajadores ex empleados de Nissan, quienes han estado preparando las instalaciones durante dos años en anticipación a esta nueva fase industrial.

El camino hacia este acuerdo no ha sido fácil. Desde la partida de Nissan, se han explorado diversas opciones, con algunos desafíos y desilusiones a lo largo del camino. Sin embargo, el compromiso y la perseverancia de todas las partes involucradas finalmente han dado sus frutos, abriendo la puerta a una nueva era de prosperidad industrial en Barcelona.

El caso de Chery también evoca recuerdos del pasado, especialmente en relación con Great Wall Motors, otro fabricante asiático que estuvo vinculado a Castaluña en el pasado. Aunque los intentos anteriores no llegaron a buen puerto, el acuerdo con Chery representa una nueva oportunidad para Cataluña y refleja el compromiso continuo de la región con el crecimiento económico y la innovación en la industria automotriz.

El acuerdo entre Chery y Btech para ensamblar vehículos eléctricos en la antigua fábrica de Nissan en Barcelona es, por tanto, un hito significativo que no solo promete un impulso económico y laboral para Catraluña , sino que también marca un paso importante hacia un futuro más sostenible y próspero para la industria automotriz en España. @mundiario

Comentarios