Buscar

MUNDIARIO

Preocupación entre los vendedores de vehículos a motor, reparación y recambios

Ganvam teme una caída del 95% en los ingresos en talleres, del 80%en la ventas de coches usados y del 85% en la demanda de vehículos nuevos.

Preocupación entre los vendedores de vehículos a motor, reparación y recambios
Raúl Palacios, presidente del Ganvam. / RR SS
Raúl Palacios, presidente del Ganvam. / RR SS

Firma

Manolo Portillo

Manolo Portillo

El autor, MANOLO PORTILLO, colaborador de MUNDIARIO, es periodista y redactor de contenido con más de 18 años de experiencia en periódicos digitales, agencias publicitarias y marketing digital de España y Latinoamérica. @mundiario

Escepticismo y preocupación. Así es la postura de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), que predice que las nuevas medidas impuestas por el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez, solo traerán el aumento del desempleo en el sector tras la crisis de Covid-19 que acecha a España en los últimos dos meses. Raúl Palacios, presidente del grupo, llamó a la alerta y explicó que estas nuevas medidas laborales solo empeorarán la situación y a largo plazo dificultarán la recuperación económica en el país, tras superar la crisis sanitaria por el coronavirus. Además, Palacios indicó que el sector del automóvil en España se enfrentará a una caída del 95% en los ingresos en talleres, como también del 80%en la ventas de coches usados y el 85% en la demanda de vehículos nuevos.

Por otra parte, Palacios explicó que el estado de alarma impuesto por el Gobierno está afectando por completo el consumo destinado a coches y la reducción “al mínimo” de los servicios posventa dada las restricciones de las personas a movilizarse por el cumplimiento a la cuarentena preventiva para evitar más contagios del coronavirus en las principales ciudades de España. "Lo que ha abocado al sector a la presentación masiva de los ERTE por causa de fuerza mayor, precisamente para minimizar los despidos", dijo Palacios.

El representante de la asociación automotriz explicó que el Gobierno no debe ser tan rígido a la hora de aceptar estas medidas para solventar las situaciones internas de cada empresa, las cuales se acogen a la medida para evitar irse a la quiebra y forzar una ola de despidos masivos. "En lugar de arrojar sospechas sobre el empresariado analizando las demandas de regulación temporal de empleo en busca de fraudes, debería flexibilizar la posibilidad de que más empresas y negocios puedan aplicar un ERTE para evitar la quiebra total. "De no hacerlo, estos expedientes se traducirán en despidos por causas económicas en el corto plazo, provocando una destrucción masiva de empleo. De ahí que Ganvam proponga además que, en lugar de que todos los ERTE terminen cuando acabe el estado de alarma, se acepte una reincorporación progresiva y gradual del personal sometido a estos expedientes temporales, ajustándolo al ritmo de recuperación económica", apuntó. @Mundiario