El futuro del mercado mexicano de vehículos eléctricos

Coche eléctrico. / Pixabay
Coche eléctrico. / Pixabay

El futuro del mercado mexicano de vehículos eléctricos. Tendencias críticas en el mercado mexicano de autos eléctricos que serán relevantes en el futuro. Previsiones de ventas para varios modelos. Posibles problemas en el mercado de vehículos eléctricos y aspectos positivos esperados.

El futuro del mercado mexicano de vehículos eléctricos

México es uno de los líderes en número de autos eléctricos producidos. La mayoría de ellos se exportan a EE.UU. y países vecinos, pero una parte importante también acaba en el mercado automovilístico local. Su futuro es incierto para muchos, así que intentemos viajar juntos en el tiempo y predecir la situación para los próximos años.

¿Crecimiento o disminución de las ventas?

El mercado mexicano de automóviles eléctricos se viene desarrollando activamente desde hace varios años. En algunos aspectos esto está sucediendo más rápido y en otros más lento, pero en general la dinámica es positiva. Si miramos los últimos cinco años, la cuota de mercado de los coches eléctricos ha aumentado desde cerca del 0% hasta el 2% actual. Al cierre de 2023 se vendieron en México 19,487 vehículos de este tipo (1.3% del total), lo que es un buen indicador respecto a 2022. A inicios de 2024, la participación de mercado de vehículos eléctricos alcanzó el 2% y continúa crecer activamente. Teniendo en cuenta que la demanda de modelos de diversas empresas aumenta constantemente, no hay duda de que en breve los estadísticos informarán del 3%, 4%, 5% y más.

La confianza en el crecimiento de las ventas de coches eléctricos está aumentando, como lo demuestran las declaraciones de muchos fabricantes de automóviles de renombre. Algunos planean invertir en la construcción de nuevas fábricas en México, otros - invertir dinero en la expansión de empresas, y otros - financiar el desarrollo de componentes para automóviles eléctricos. Otro factor que garantiza un rápido crecimiento de las ventas es el abandono paulatino de los modelos con motor de combustible. Si bien este proceso ya ha cobrado impulso en Estados Unidos, en México está en sus inicios. Sin embargo, no hay duda de que en los próximos años los mexicanos se verán obligados a prestar más atención a los autos eléctricos, aumentando sus ventas.

Recientemente, las empresas chinas se han interesado activamente en México. Todos ellos son conocidos por su capacidad para crear automóviles asequibles con motor eléctrico, que en 2 o 3 años se venderán activamente en todas las regiones del país. Esta circunstancia aumentará el interés de los mexicanos por los autos eléctricos y conducirá inevitablemente a un aumento de su participación de mercado. Sin embargo, todavía no vale la pena hacer las previsiones más optimistas. Expertos señalan que las ventas de autos eléctricos en México no superarán el 10% del total de vehículos vendidos en mucho tiempo.

Posibles problemas

La intensidad del desarrollo del mercado mexicano de autos eléctricos puede disminuir gradualmente. Si esto sucede, será causado por varios problemas actuales. El principal es la infraestructura insuficientemente desarrollada. Hoy en día, incluso en las grandes ciudades de México, encontrar una estación de carga de vehículos eléctricos cercana puede resultar complicado. Se necesitan inversiones multimillonarias para resolver este problema al instante. Todavía no hay ninguna, por lo que tenemos que contentarnos con el lento desarrollo de la infraestructura. Esta circunstancia asusta a muchos compradores potenciales de autos eléctricos e impide que dichos vehículos llenen las calles de las ciudades mexicanas.

El siguiente gran problema es el elevado coste de los modelos con motor eléctrico. Si lo comparamos con el precio de los coches de combustible, la diferencia será significativa. La reducción de costos se está produciendo con bastante lentitud, por lo que en los próximos años muchos mexicanos que quieran cambiarse a un automóvil eléctrico no podrán permitirse esa compra. Para comprar vehículos más asequibles, visite Subastas de Carros en Texas y otros estados de EE. UU. Esta opción permitirá encontrar un modelo económico que, tras la restauración, no quedará peor que uno nuevo. Este método para eliminar el problema de los precios es eficaz, pero pocas personas todavía lo conocen.

Otro problema es el subdesarrollo de la propia industria del automóvil eléctrico. Hoy en día, ni siquiera los principales fabricantes pueden crear coches que viajen tan lejos con una sola carga como los modelos con un depósito total de gasolina o diésel. Además, los ingenieros aún no han encontrado formas de reducir significativamente el tiempo de carga. Todas estas circunstancias pueden impactar negativamente en el mercado mexicano de autos eléctricos y frenar su desarrollo en el futuro.

Puntos positivos

Recientemente, el mercado mexicano de autos eléctricos ha visto algunas tendencias favorables que indican la posibilidad de su rápido desarrollo. La principal señal es la aparición de un gran número de nuevos actores. Cada uno de ellos podrá ofrecer sus productos a los mexicanos en el futuro, poniendo a disposición una selección más completa de modelos. Se espera que esto aumente el interés de la gente por los coches eléctricos y les permita sustituir gradualmente los vehículos con motores de combustible.

Otros aspectos positivos incluyen el desarrollo gradual de la infraestructura necesaria para los coches eléctricos. Este proceso avanza lentamente, pero tarde o temprano se lograrán buenos resultados. Además, una gran noticia para los futuros propietarios de vehículos eléctricos será el desarrollo de diversas formas de recompensarlos. Hoy en día, estas personas reciben ciertos beneficios, pero en el futuro su número aumentará. Esto ayudará a que el mercado mexicano de automóviles eléctricos alcance altas tasas de crecimiento y supere a muchos países del mundo.

El mercado mexicano de autos eléctricos tiene un futuro brillante. Si lo desarrollamos al mismo ritmo que hoy, podemos esperar cambios positivos profundos en tan sólo unos años. Si logran estos objetivos, México estará a la par de los líderes y se convertirá en un actor influyente en el mercado global.

Comentarios