Buscar

MUNDIARIO

El Ford Mustang GT 1968, el coche que abrió las puertas al Bullit 2019

Steve McQueen era la estrella de Hollywood por excelencia en los años sesenta y terminó de catapultar su leyenda con la película que protagonizó a los mandos de un vehículo, que se convirtió no solo un ícono de la empresa estadounidense, sino en general del mundo del motor. 

El Ford Mustang GT 1968, el coche que abrió las puertas al Bullit 2019
El color Highland Green característico del coche de 1968, se traslada a su versión de 2019. / RRSS
El color Highland Green característico del coche de 1968, se traslada a su versión de 2019. / RRSS

Si hay que enumerar las oportunidades en las que un coche ha tenido tanto peso en una película de Hollywood, lo más probable es que la número uno sería Bullit, dirigida por Peter Yates, cuatro veces nominado a los Premios Oscar, con los roles de protagonistas a cargo de Steve McQueen y Jacqueline Bisset . 

Por supuesto sin olvidar a la gran estrella de este thriller policíaco, un Mustang GT 390 de color verde Highland Green, que levantó a más de uno de sus asientos, especialmente en la que quizás es la mejor escena de persecución jamás grabada ante un Dodge Charger negro con la ciudad de San Francisco como testigo de excepción. Fueron 10 minutos de pura adrenalina en su máxima expresión.

Tal fue el impacto que tuvo esa parte del film, que gracias a estas tomas de antología, fue preservada en el archivo de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. 

El teniente de la policía,  Frank Bullit (McQueen), es un amante de la velocidad pero también con un alto sentido del deber, aunque eso significara romper algunas reglas y entre esas, estaba exprimir la máxima potencia y rendimiento a su Mustang 1968 con motor de 6.4 litros, V8 390 y que gracias a su legendaria aportación, ha tenido versiones especiales en 2001, 2008 (aniversario 40) y 2018 (aniversario número 50), éste último presentado en el Salón de Detroit y Ginebra respectivamente para su espectacular puesta comercial con el nombre de Ford Mustang Bullit 2019.

Esta bestia parda de cuatro ruedas consta de un motor V8 de 5.0 litros, una potencia máxima de 480 hp (7.000 rpm), pesa 1.746 kilos, alcanza una velocidad tope de 262 km/h y puede llevar al conductor de 0 a 100 en tan solo 4.2 segundos. Cuenta con una suspensión delantera Tipo McPherson y una suspensión trasera independiente. 

Con respecto al precio, por todo lo que ofrece se antoja que los 55.550 euros son pocos para estar a los mandos de semejante criatura, con el carácter histórico vinculante con el legendario coche verde de McQueen hace cincuenta y un años atrás. @mundiario