Consejos para mantener la visibilidad de conducción perfecta

Hombre conduciendo.
Hombre conduciendo.

Para evitar accidentes es imprescindible una correcta visibilidad al volante, ya que el 90 por ciento de la información que recibimos al conducir nos llega a través de la visión.

Consejos para mantener la visibilidad de conducción perfecta

Cada vez las vacaciones de verano están más repartidas y muchas personas se desplazan en sus vehículos, lo que aumenta las probabilidades de accidentes. Para evitarlas es imprescindible una correcta visibilidad al volante, ya que el 90 por ciento de la información que recibimos al conducir nos llega a través de la visión.

Para tener una correcta visibilidad en el coche, uno de los aspectos más importantes que deberemos comprobar con antelación a nuestro viaje es el estado de nuestros cristales, fundamentalmente del parabrisas. Verifiquemos que no esté sucio ni rayado, algo que podremos evitar cambiando las escobillas del limpiaparabrisas una vez al año. Así, contaremos con una visión nítida que facilitará mucho nuestra conducción.

6 consejos clave para una adecuada visibilidad al volante

1. Estado de los cristales. Lo hemos adelantado antes, pero es fundamental que todos los cristales de nuestro vehículo estén limpios y sin rayaduras, pues son la herramienta fundamental, junto con los espejos, que tenemos para ver cuando conducimos. Mantén limpio tu vehículo antes de viajar y cambia tus escobillas del limpiaparabrisas si notas que suenan raro o tienen más de un año.

2. Comprueba tu visión. No está de más que visitemos con regularidad al oculista para comprobar que nuestra capacidad de visión no ha variado. Hay personas que en su día a día ven correctamente, pero que necesitan gafas para conducir.

3. Posición correcta. A la hora de conducir adecuadamente es también importante que lo hagamos con una correcta postura que contribuya a la mejor visibilidad. Por ello, no debemos ir encorvados, sino en una posición cómoda pero erguida y con la cabeza alzada. Es recomendable que miremos en profundidad, es decir, que nuestra visión llegue lejos porque así podremos anticiparnos mejor a todo lo que esté por delante de nosotros.

4. Evitar distracciones. Es fundamental, pero aún sigue habiendo gente distraída al volante, lo que obviamente impide la correcta visibilidad y pone en gran riesgo a los ocupantes del vehículo. Evita estar cambiando la música, mirar a los ocupantes traseros girándote y, sobre todo, deja tu dispositivo móvil apartado.

5. Entrena los reflejos. No es que tengas que hacer un entrenamiento previo, pero cuánto más atento estés al volante mejor capacidad tendrás de anticiparte a cualquier imprevisto. Debes desarrollar también la visión periférica, que nos permitirá tener un campo de visión de hasta 180º. Es decir, tratemos de aprovechar nuestra vista para no solo ver lo que está de frente, sino también los objetos de nuestro alrededor.

6. Protegernos de la luz. También es importante que nos protejamos ante deslumbramientos como los que ocurren cuando tenemos el sol justo encima y hacen que tengamos que entornar los ojos para conducir. Para estos casos nuestra visera e incluso la del copiloto, así como unas gafas de sol, son herramientas adecuadas para que podamos tener una correcta visión al volante. Por otro lado, cuando el deslumbramiento lo produce otro conductor por llevar unas luces incorrectas, tratemos de avisarle lo antes posible por nuestra seguridad y la de los demás.

Estos consejos ayudan mucho a una conducción eficiente y sin riesgo de accidentes. La atención y concentración serán, junto con el buen estado de los cristales, nuestros mejores aliados.

Consejos para mantener la visibilidad de conducción perfecta
Comentarios