Buscar

MUNDIARIO

Alarma en Aston Martin por la devaluación de sus coches de edición limitada

Un ejemplar de edición limitada se ha subastado por poco más de medio millón de euros y otro por casi un millón pese a estar prácticamente nuevo.

Alarma en Aston Martin por la devaluación de sus coches de edición limitada
Ejemplar del Aston Martin Vanquish Zagato Shootin Brake. / Twitter
Ejemplar del Aston Martin Vanquish Zagato Shootin Brake. / Twitter

Firma

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández

El autor, GUILLERMO FERNÁNDEZ, es colaborador de MUNDIARIO, donde escribe, preferentemente, sobre fútbol. @mundiario

Aston Martin ha subastado uno de sus 99 Vanquish Zagato Shootin Brake a apenas 511.250 euros. Se trata de una gran noticia considerando que es una edición limitada de este coche, por lo que su precio refleja una alarmante pérdida de valor de mercado con todo y que era usado.

Este coche fue desvelado el año pasado, puntualmente en diciembre. Se trata de un coche deportivo de lujo que cuenta con un motor atmosférico V12 de un total de 600 CV, el cuarto y último coche fabricado por Aston Martin en asociación con la firma italiana Zagato.

El proyecto inició en 2016 cuando Aston Martin pidió a Zagato que fabricara 325 vehículos de edición especial repartidos en los siguientes modelos: 99 Coupes, 99 Volantes, 28 Speedsters y 99 del Shooting Brake. De ahí surgió el Vanquish Zagato Shooting Brake, que empezó a entregarse a clientes a finales de 2018.

Dentro de las mismas se encontraba el coche que ha sido subastado puesto que su primer dueño decidió simplemente deshacerse de él y eso que era uno de los 99 privilegiados que habían podido adquirirlo.

Lo que más llama la atención de este caso ya no es solo el poco tiempo que ha tardado el vehículo en manos de su primer dueño, sino el precio tan a la baja por el que fue subastado. Los motivos por el que el propietario lo puso a disposición de la subasta no se saben de momento.

Es cierto que todos los coches se empiezan a desvalorizar en el momento que abandonan la tienda, pero eso no quita que este coche sea una edición limitada y sus 98 hermanos ya habían sido encargados desde el momento en que empezaron a venderse. Algún afortunado coleccionista tendría que haberse quedado con ganas de adquirirlo.

La alarma es todavía más fuerte si se toma en cuenta que no es el único de la familia que está a la venta. Otro de los ejemplares está a la venta desde la página Kaaimans International, una plataforma especializada en la compra-venta de coches deportivos de lujo. Aquél es la unidad número 68 y su precio de venta es de 868.000 euros.

La cantidad es mayor, pero el precio inicial que pedía el dueño era de casi un millón de euros. El coche ha recorrido apenas 32 kilómetros, por lo que prácticamente está nuevo y, con todo, los compradores no confían en que la inversión valga la pena. @mundiario