Natacha G. Mendoza reedita su obra primigenia: Los bares del diablo

Bares del diablo portada
Natacha G. Romero y la portada del Los bares del diablo. / RR SS
La autora canaria vuelve a sus orígenes en la Literatura. Se reedita en una edición ampliada que ha presentado con gran éxito en la mítica Librería Alberti.  
Natacha G. Mendoza reedita su obra primigenia: Los bares del diablo

Ha salido a la luz una nueva edición, esta vez ampliada, de Los bares del diablo, primera obra de la autora canaria Natacha G. Mendoza. La reedición por parte de Ediciones Escondidas avala una carrera que según los críticos “dará mucho que hablar en la Literatura española” y que en su momento por su calidad se consideró “impropio de una escritora que debuta”.

No es una novela al uso, sino un conjunto de relatos en el que la autora demuestra un dominio absoluto de la narrativa corta, algo que no es fácil porque el argumento debe introducir al lector, desarrollarse y concluir en pocas páginas. Todos y cada uno los relatos de la obra son obras cerradas con tramas impecables y de gran atractivo desde las primeras palabras.

natacha
Natacha G. Mendoza. /  RR SS

Natacha G. Mendoza nació en Las Palmas de Gran Canaria, pero reside en Lanzarote. Allí afirma que ha encontrado la atmósfera perfecta para su inspiración. Por sus historias pasean muchas soledades, vacíos, amores incompletos y salvajes y considera que “en ellos hay mundos interiores tormentosos, atmósferas oníricas y tangibles de noche y dolor, decadencias parpadeantes, mundos tan reales como un espejismo y desesperanza por realidades insoportables, pero también ironía, belleza”. A ello hay que sumar el gran fondo poético que inunda cada escrito que vislumbra un reconocible y excepcional estilo propio, algo difícil de alcanzar en Literatura y más cuando se está comenzando y que tiene su puntal en la precisa economía de palabras. Una bofetada desoladora en la cotidianeidad de almas perdidas  

El título Los bares del diablo hace alusión al infierno que viven los protagonistas de las historias: almas desnortadas, heridas y vacías, que buscan en la oscuridad y en el rojo de los neones, una redención, la materialización de un amor imposible, o refugiarse en el alcohol a modo de entramado onírico. Una bofetada desoladora en la cotidianeidad de almas perdidas. Sin embargo, no por lo oscuro de las historias, el lector dejará de sentirse cautivado por una lectura dinámica y adictiva que se verá completada por unos anexos a la edición primigenia que redondean el libro.

Presentación en Librería Alberti
Presentación en Librería Alberti./ NGM

La autora emprenderá una ronda de presentaciones de su libro en distintos puntos para acercarse al público de una forma directa y explicar los sentimientos y emociones que le han llevado a presentar esta obra tan compleja y que a la vez narra situaciones de gran realismo. Dentro de las citas con sus lectores, está su encuentro con la librería Alberti de Madrid, que ha sido su primer acto público en la Península. 

En el encuentro con lectores, en la mítica librería madrileña Alberti, de Lola Larumbe, este pasado 1 de marzo, Natacha G. Mendoza estuvo acompañada por Mamen Peinador, editora de Ediciones Escondidas Y Vanessa Simonka en la presentación y lectura de algunos de los relatos. En un abarrotado local se fueron desgranando las particularidades de los libros de la canaria: “Los bares del diablo”, “Historias Minimas” (obra finalista del Premio Andalucía de la crítica 2022) y SAUDADE, y la autora fue compartiendo sus procesos creativos y la parte más personal de su escritura.

 Entre el numeroso público, mucha gente de la cultura como Vicente Araguas, el también escritor Eloy Tizón, Laura Rodriguez Herrera, editora de Hércules de Ediciones, etc

La escritora y Galicia

seijas
La Mecedora. / Antonio Seijas

La autora tiene una íntima relación con Galicia a través del pintor gallego Antonio Seijas. El conocido artista gráfico expuso un conjunto de 22 obras en la Fundación Rodríguez Iglesias de la Coruña inspiradas en textos de la autora grancanaria. Saudade se ha titulado el proyecto artístico en el que "palabra y pintura se alimentan recíprocamente para transportar al visitante a unas atmósferas que parecen estar fuera de esta realidad y de este tiempo". 22 relatos y 22 pinturas en conexión.

Natacha G. Mendoza, que reconoce la gran influencia de Borges, Sábato y Cortázar, en su Literatura está preparando su tercer libro y confía en volver a ganarse el favor de un público que reconoce en ella una voz única en la Literatura. @mundiario

Comentarios