Zelenski reitera que "no puede haber paz en una Ucrania dividida"

Volodímir Zelenski junto al ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius. / RR.SS.
Volodímir Zelenski junto al ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius. / RR.SS.
El ucraniano enfatizó que una tierra fragmentada por la ocupación rusa es propensa a caer en conflicto, y subrayó la necesidad urgente de apoyo militar para expulsar a las fuerzas invasoras.
Zelenski reitera que "no puede haber paz en una Ucrania dividida"

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha hecho un ferviente llamado a los países occidentales para obtener más armas durante la tercera Conferencia para la Reconstrucción de Ucrania. Enfatizó que no puede haber paz en una Ucrania fragmentada por la ocupación rusa, y subrayó la necesidad urgente de apoyo militar para expulsar a las fuerzas invasoras.

En una rueda de prensa junto al canciller alemán Olaf Scholz, Zelenski expresó que ha llegado el momento de que sus socios occidentales proporcionen todas las armas necesarias. “¿Si ha llegado el momento de que nuestros socios nos den todas las armas para que podamos echar a los rusos? Sí, ha llegado”, declaró el presidente ucraniano. Scholz, anfitrión de la conferencia, también destacó la urgencia de municiones y armas, especialmente para la defensa antiaérea.

Zelenski informó que en las últimas 24 horas, Rusia ha lanzado 135 bombas aéreas guiadas, cada una de ellas con un peso aproximado de una tonelada. Resaltó la necesidad de soluciones complejas para contrarrestar estos ataques. Scholz anunció que Alemania enviará un tercer sistema de defensa antiaérea Patriot, junto con sistemas Iris-TSLM y tanques antiaéreos Gepard, además de misiles y munición en las próximas semanas y meses.

“La mejor reconstrucción es la que no tiene que tener lugar en absoluto”, afirmó Scholz. Zelenski, en su discurso, insistió en que las defensas aéreas son fundamentales para la seguridad de Ucrania. Informó que Kiev ha perdido hasta 9 gigavatios de capacidad de generación eléctrica debido a los ataques rusos desde finales de marzo, lo que ha resultado en la pérdida del 60% de su capacidad de generación térmica y un tercio de su capacidad hidroeléctrica.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que se han recabado 500 millones de euros para reparaciones urgentes de la red energética ucraniana. Además, se han movilizado mil generadores y casi 8.000 paneles solares. Von der Leyen también afirmó que los ingresos procedentes de los activos rusos congelados en la UE y los países del G7 se utilizarán para apoyar a Ucrania, con alrededor de 1.500 millones de euros disponibles a partir de julio, destinando el 90% a defensa y el 10% a la reconstrucción.

Debate en la cumbre del G7

Von der Leyen confirmó que la cumbre de líderes del G7 en Bari, Italia, del 13 al 15 de julio, continuará discutiendo cómo Ucrania puede beneficiarse más rápidamente de estos ingresos. El presidente ucraniano participará en la cumbre para abogar por el apoyo continuo a su país.

En un discurso ante la Cámara Baja alemana, Zelenski destacó que no puede haber paz mientras Ucrania esté dividida. “La Europa dividida nunca fue pacífica y la Alemania dividida nunca fue feliz”, declaró el mandatario, recibiendo una ovación de la mayoría de los diputados, excepto por los ultraderechistas y populistas de izquierda que boicotearon su discurso.

Zelenski reiteró la importancia de que la UE abra negociaciones para la adhesión de Ucrania a finales de junio, un llamado respaldado por Von der Leyen. El presidente ucraniano subrayó que la guerra debe terminar bajo las condiciones de Ucrania para asegurar un futuro pacífico para toda Europa.

El mandatario también visitó a las tropas ucranianas en un centro de entrenamiento en Mecklemburgo-Antepomerania, donde reciben adiestramiento en el manejo de sistemas de misiles antiaéreos Patriot. Alemania ya ha transferido dos sistemas de este tipo a Kiev y se espera que el envío del tercero sea en las próximas semanas.

El presidente ucraniano enfatizó que es crucial que Vladímir Putin pierda para garantizar una paz duradera. “El tiempo de los compromisos pasó en el momento en que Putin quemó nuestras ciudades”, afirmó. Resaltó que cualquier remanente del conflicto podría conducir a la reanudación de la guerra, destacando la importancia de una derrota decisiva para Rusia. @mundiario

Comentarios