Venezuela suspende actividades de la Oficina de derechos humanos de la ONU

Yvan Gil, canciller de Relaciones Exteriores de Venezuela. / MPPRE.
Yvan Gil, canciller de Relaciones Exteriores de Venezuela. / MPPRE.
El gobierno de Venezuela ordenó la salida del país de los funcionarios adscritos a esta oficina, acusándolos de parcialidad y de colaborar con grupos golpistas.
Venezuela suspende actividades de la Oficina de derechos humanos de la ONU

El gobierno de Venezuela suspendió este jueves las actividades de la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en Caracas.

Esta medida incluye la orden de que el personal abandone el país en un plazo de 72 horas, "hasta tanto rectifiquen públicamente ante la comunidad internacional su actitud colonialista, abusiva y violadora de la Carta de Naciones Unidas", según comunicó el canciller de Relaciones Exteriores de Venezuela, Yvan Gil.

“Esta decisión es tomada debido al impropio papel que esta institución ha desarrollado, que lejos de mostrarla como un ente imparcial, la ha llevado a convertirse en el bufete particular de los grupos golpistas y terroristas que permanentemente se confabulan contra el país”, agregó Gil.

La decisión se produce luego de que la Misión de la ONU expresara "profunda preocupación" por la detención de la activista venezolana Rocío San Miguel, quien ha sido crítica del gobierno de Maduro y fue acusada de "terrorismo" por las autoridades venezolanas.

Un intento de silenciar a los críticos

La Oficina Técnica de Asesoría del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se estableció en Venezuela en 2019, durante el mandato de la ex presidenta Michelle Bachelet. Aunque la política chilena señaló progresos en materia de derechos humanos, también destacó la necesidad de continuar trabajando en esta área.

La decisión del régimen de Maduro ha generado preocupación internacional y ha sido interpretada como un intento de silenciar a los críticos y opositores políticos. Miembros de la Misión de la ONU han condenado estas acciones, argumentando que violan el derecho internacional y perpetúan el clima de represión en el país sudamericano. @mundiario

Comentarios